Jeanine Añez suspendió todo vínculo diplomático con Cuba por un tuit

Luego de haber atacado a los médicos cubanos y expulsado a buena parte de su personal diplomático del país, el gobierno de facto cortó las relaciones diplomáticas con la isla. Para justificar su decisión, la autoproclamada presidenta interina Jeanine Añez adujo que el canciller cubano había actuado con “hostilidad” hacia ella a través de Twitter.

Con la medida, quedan paralizados todos los convenios firmados entre ambos países. La embajada de Bolivia en La Habana se mantiene, pero sólo para trámites administrativos menores.

“Esta determinación obedece a las recientes e inadmisibles expresiones del canciller Bruno Rodríguez y la permanente hostilidad y constantes agravios de Cuba contra el Gobierno Constitucional boliviano y su proceso democrático”, destaca un comunicado leído en La Paz por el canciller de Bolivia en funciones, Yerko Núñez.

Allí, culpa a Cuba también de haber “afectado la relación bilateral”, a pesar de que durante su gestión ya expulsó a más de 700 diplomáticos que estaban viviendo en el país. Añez menciona que esas faltas cometidas tienen que ver con supuestas violaciones “ a los principios de no injerencia en asuntos internos, la autodeterminación de los pueblos y la igualdad soberana de los Estados”. 

El escándalo por el tuit

Núñez, que ejerce en funciones al encontrarse fuera de Bolivia la canciller interina, Karen Longaric, mostró en una conferencia de prensa un mensaje en Twitter de Bruno Rodríguez en el que denuncia “vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en Bolivia”, en referencia a su defensa por la expulsión de médicos cubanos.

Añez había denunciado previamente que los pagos a médicos cubanos en Bolivia durante el gobierno de Evo Morales servían para “financiar al ‘Castrocomunismo’ que tiene sometido y esclavizado a su pueblo”. En su respuesta, Rodríguez le respondió que con la salida de los médicos “se han dejado de realizar más de 454440 atenciones médicas” en Bolivia.

Al respecto, el canciller en funciones argumentó que el Gobierno interino de Bolivia “tiene que hacer respetar la soberanía”, ante lo que calificó de “injerías” del Ejecutivo cubano.

La Cancillería de Bolivia detalló que la suspensión de relaciones es una medida similar a la ruptura, salvo que se mantiene una mínima representación diplomática en La Habana, no se retira en su totalidad al personal, para atender “asuntos humanitarios” de bolivianos con familia en Cuba.

La opinión de Evo Morales

Desde su refugio en Argentina, Morales expresó en Twitter su “condena” a la medida y lamentó “el deterioro permanente de imagen internacional del Estado Plurinacional de Bolivia de respeto a la libre autodeterminación, soberanía y diplomacia de los pueblos”.

Bolivia se convierte así en el único país de América sin relaciones diplomáticas con Cuba.