Jeanine Añez denunciará a Evo Morales en La Haya por «crímenes de lesa humanidad»

Redoblando su ataque contra Evo Morales, el gobierno de facto adelantó que presentará una denuncia en La Haya contra el presidente depuesto por “crímenes de lesa humanidad”. Jeanine Añez responsabilizará a Morales, exiliado en México, por los supuestos delitos cometidos en las protestas de las últimas semanas.

«Luego de la querella por delitos de sedición y terrorismo (que tramita la fiscalía boliviana), en los próximos días se presentará otra demanda, por crímenes de lesa humanidad en La Haya», dijo Arturo Murillo, quien fuera nombrado por la autoproclamada Añez como ministro del Interior.

La Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, es el órgano judicial independiente con competencia para juzgar a individuos acusados de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. Se estipula que en ese organismo presentarán la denuncia.

Morales, que dimitió el 10 de noviembre tras el pedido de las Fuerzas Armadas, está siendo investigado también por la Fiscalía Boliviana a pedido de Murillo. El funcionario de Añez acudió a la Justicia con un audio en el que se escucha a una persona, Morales de acuerdo a Murillo, que instruye a un movimiento a cercar las ciudades e interrumpir el suministro de comida con un bloqueo de vías.

El jueves el mismo Morales denunció en Twitter los planes del gobierno de Áñez para enredarlo en un «juicio internacional» con base en un «montaje». Hoy Murillo lo confirmó.

El ministro denunció igualmente al exministro Juan Ramón Quintana, ex hombre fuerte del saliente gobierno, por los mismos cargos contra Morales.

Las amenazas contra la delegación argentina en Bolivia

Murillo aprovechó el micrófono también para amenazar públicamente a la Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblo de Bolivia, que llegó ayer a Bolivia y fue demorada varias horas por la policía. El ministro del gobierno de facto habló de “extranjeros que están llegando al país a tratar de incendiar el país”, a quienes les advirtió que “anden con cuidado” porque “los estamos mirando, los estamos siguiendo”.

En una breve declaración, amenazó con detener a quienes integran el colectivo del que forma parte Juan Grabois, Roberto Carlés y Pablo Pimentel, entre otros referentes de organizaciones y de derechos humanos argentinos. “En el primer paso en falso que den tratando de hacer terrorismo o sedición se van a ver con la policía. La policía está atenta y tiene orden para no permitir que se dañe nuestro país”, manifestó el funcionario.