Jair Bolsonaro tiene coronavirus

El presidente Jair Bolsonaro, reconocido en el mundo por su escepticismo ante la pandemia, dio positivo al test de coronavirus al que se sometió este lunes tras padecer fiebre alta, dolores de cuerpo y tos. Dijo que está tratándose con hidroxicloroquina y azitromicina. Es la cuarta vez que el mandatario utraderechista, quien se mostró más de una vez en manifestaciones y actos públicos sin barbijo y sin respetar las medidas de distanciamiento social, se hace la prueba desde que comenzó la crisis sanitaria. 

El propio Bolsonaro informó a un grupo de periodistas, respecto de quienes no guardó distancia social, el resultado positivo del test. “Acaba de salir con resultado positivo”, anunció el mandatario de 65 años desde la residencia oficial en Brasilia, donde dice estar tratándose con hidroxicloroquina y azitromicina.

“Comenzó el domingo con una breve indisposición”, contó Bolsonaro y aseguró que se siente “perfectamente bien”. “Confieso que creí haberlo contraído hace unos meses atrás”, pero “no esperaba que esto hubiera ocurrido conmigo”, explicó Bolsonaro, quien ha cancelado su agenda para los próximos días y permanecerá en cuarentena en su residencia.

Tras la entrevista, el presidente brasileño se alejó levemente de los periodistas y se sacó el barbijo para mostrarle su rostro a las cámaras.

Fiebre, tos y malestar

Bolsonaro había revelado a la cadena CNN Brasil que estaba con algunos síntomas del coronavirus, entre ellos 38º de fiebre, y que se hizo en el Hospital de las Fuerzas Armadas una radiografía de los pulmones. También contó a los periodistas de ese medio que está tomando hidroxicloroquina de manera preventiva. La eficacia de este medicamento está en tela de juicio de los especialistas de todo el mundo, sin embargo, en Brasil está autorizado su uso en pacientes graves y leves de coronavirus, por orden del presidente

“Vine del hospital ahora, me hice una radiografía del pulmón y está limpio, ¿vale? Voy a hacer un examen del Covid-19 dentro de poco, pero está todo bien”, afirmó previamente el líder ultraderechista a un grupo de simpatizantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia,

La “gripecita”

El mandatario, uno de los pocos líderes mundiales negacionistas sobre el peligro de la enfermedad, que califica de “gripecita”, y que denosta las medidas de aislamiento social, usaba barbijo cuando se acercó a sus seguidores, con los que se tomó fotos, a pesar de las recomendaciones sanitarias. 

Bolsonaro, de 65 años, se sometió anteriormente a otros tres test para detectar si había contraído el virus, que en Brasil ya deja 1,6 millones de infectados y cerca de 65.500 fallecidos, pero dio negativo en todos. 

La desidia del presidente ante el potencial contagio de coronavirus quedó registrado en más de un episodio. Sin ir más lejos, el sábado Bolsonaro publicó fotos en las redes sociales en las que se lo ve con la cara descubierta junto a varios ministros y al embajador de Washington en Brasilia, durante un almuerzo de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos.

También participó en varias protestas a favor de su Gobierno y en las que se pedía el “cierre” del Congreso y el Parlamento mediante una “intervención militar” que lo mantuviera a él en el poder y que provocaron aglomeraciones.

(EVARISTO SA / AFP)

Sumado a esto, este lunes vetó otros dos artículos de la ley sobre el uso de barbijos o tapabocas en lugares públicos para enfrentar la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y de casos confirmados, después de Estados Unidos.

El presidente está obligado a dar los resultados del test

Los resultados de los tres análisis que se hizo hasta ahora, que siempre el mandatario se negó a difundir en su integridad, fueron exigidos ante la Justicia por el diario O Estado de Sao Paulo, bajo el argumento de que, por tratarse del jefe de Estado, tienen “interés público”.

Tras un largo camino judicial, un juez de la Corte Suprema determinó en mayo la divulgación de los exámenes, en los que efectivamente el resultado era negativo para los tres.

Esos exámenes le fueron realizados en marzo, tras una visita oficial a Miami, donde se reunió con su homólogo estadounidense, Donald Trump, y en la que la mitad de su comitiva, formada por unas 40 personas, dio positivo de Covid-19.