Jair Bolsonaro retomó su campaña contra el derecho al aborto 

El presidente brasileño Jair Bolsonaro aprovechó la medida tomada por la Corte Constitucional de Colombia de despenalizar el aborto hasta la semana 24 para volver a la carga con su agenda contra la interrupción del embarazo y los derechos de las mujeres en pleno año electoral. El mandatario trazó una confusa comparación con los bebés prematuros y, en los preparativos de la campaña camino a las elecciones de octubre, aprovechó para criticar a la «izquierda» brasileña que «celebra y aplaude» la medida.

«En Brasil, la izquierda celebra y aplaude la liberación del aborto hasta el sexto mes de embarazo, lamentablemente aprobado en Colombia. Se trata de la vida de un bebé que ya tiene tacto, olfato, gusto y que ya escucha la voz de su madre», dijo Bolsonaro en su cuenta de la red social Twitter.

Luego se preguntó: «¿Cuál es el límite de esta deshumanización de un ser inocente?».

El presidente brasileño continuó con su paralelismo con los nacimientos prematuros que superan «las dificultades y se convirtieron en la alegría de sus hogares» y pidió consultar con alguien que haya vivido «esta realidad» y no diga que «allí hubo una vida».

«Por todo el amor que recibí de mi madre, estoy seguro que la respuesta será sí», comentó.

Además indagó: «¿Cuántas madres y padres no luchan con todas sus fuerzas para proteger la vida de un niño nacido prematuramente? ¿Cuántos no lloran cuando pierden esta batalla?»

Finalmente aseguró: «Esta lucha nunca fue y nunca será en vano. Existe porque hay una vida humana que proteger allí».

Las declaraciones públicas de Bolsonaro llegaron luego de que su par y aliado en la región, Iván Duque, criticara la decisión de la Corte y asegurara que «facilita que se convierta en una práctica anticonceptiva».

La posición de Bolsonaro en contra de la interrupción del embarazo siempre fue pública y durante la campaña electoral de 2018 le valió la crítica del movimiento Ele Não.

Luego de la legalización en Argentina en diciembre de 2020, criticó la aprobación y aseguró: «En lo que a mí y a mi gobierno se refiere, el aborto nunca será aprobado en nuestro suelo».