Investigan misteriosas manchas de petróleo en playas brasileñas

Más de 130 playas del noreste de Brasil fueron afectadas por unas misteriosas manchas de petróleo, de origen desconocido hasta el momento, que amenazan la vida de la biodiversidad marina y afecta las costas. Para el presidente Jair Bolsonaro se trata de un acto criminal por parte de un barco de un país extranjero.

Las manchas negras de crudo vienen siendo detectadas desde principios de septiembre en ocho estados del noreste, donde se encuentran las playas más paradisíacas de Brasil. Hasta el momento, provocaron la muerte de algunas tortugas y aves.

Las investigaciones «apuntan que el petróleo que está contaminando todas las playas sería el mismo. Sin embargo, su origen todavía no fue identificado», informó el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama), encargado de fiscalizar el cumplimiento de las leyes ambientales. 

Desde hace varias semanas las imágenes de manchas sólidas negras esparcidas por la arena están circulando circulado por los medios locales y las redes sociales.

La Policía Federal confirmó que inició una investigación para investigar la comisión de un «posible crimen ambiental». 

La petrolera estatal Petrobras, que está colaborando en la limpieza, informó que analizó muestras del petróleo hallado y el material «no es producido ni comercializado por la empresa».

La secretaría de Medio Ambiente de Sergipe, uno de los estados afectados, divulgó fotos en las que aparece un barril rojo y amarillo encallado en la arena, encima de una enorme mancha negra. 

«Fue lanzado criminalmente al mar»

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, atribuyó el incidente a un acto criminal. «Es un volumen (de crudo) no constante. Si se tratase de un barco que naufragó seguiría saliendo petróleo. Parece que algo fue lanzado criminalmente al mar”, afirmó Bolsonaro junto al ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, en un breve encuentro con periodistas en Brasilia.

El mandatario dijo que, con las investigaciones realizadas hasta ahora por las autoridades, ya hay «en el radar un país que puede ser el origen del petróleo», aunque optó por no citarlo y sólo añadió que el Gobierno sigue «trabajando» en el asunto «de la mejor manera posible».

Tras visitar las playas y sobrevolar la región en helicóptero, Salles confirmó que ya se han retirado de las costas del noreste «más de 100 toneladas de residuos de petróleo» y que continúan las tareas de limpieza.