“No tenemos nada para celebrar”: manifestantes intentaron derribar una estatua de Colón en rechazo al 12 de octubre

Cientos de guatemaltecos marcharon este martes por la capital e intentaron derribar una estatua de Cristóbal Colón en rechazo a las celebraciones del 12 de octubre, por el mal llamado “Descubrimiento de América”. En la cabecera de la marcha, los manifestantes llevaban su consigna principal: “12 de octubre día de la dignidad y resistencia indígena, negra y popular”.

Durante el recorrido, de unos tres kilómetros hacia el antiguo Palacio de Gobierno en el centro histórico de la Ciudad de Guatemala, también se escucharon gritos de “de la resistencia al poder” y “de un estado criollo a un estado plurinacional”.

“La caminata es para decir que no tenemos nada que celebrar este 12 de octubre en relación a la conquista, más bien tenemos derechos que reivindicar”, afirmó uno de los manifestantes.

“Este día tan tristemente recordado es la invasión, se trata del despojo, del robo y múltiples violaciones”

Durante la marcha, los manifestantes intentaron derribar una estatua de bronce de Colón, al igual que una similar del expresidente José María Reyna (1891-1898). Los participantes colocaron una soga para derribar la imagen de Reyna, que está sobre un caballo, y lograron doblarla y decapitarla.

Pero no pudieron hacer lo mismo con la de Colón, que está parada sobre una esfera que representa el mundo.

Estatuas del navegante genovés fueron derribadas o vandalizadas en los últimos años en distintos países de América, muchas veces por parte de colectivos que lo acusan de la colonización y conquista europea del continente.

Guatemala es el país con la mayor población indígena en Centroamérica, al representar el 42% de los 17 millones de habitantes. Los pueblos originarios rechazan llamar Día de la Hispanidad la conmemoración que recuerda la llegada de Colón a América el 12 de octubre de 1492, y defienden el Día de la dignidad y resistencia.