“Injerencia externa”, Trump apuntó contra Rusia por las protestas en Chile

A pesar de que avanza un proceso de impeachment en su contra, el presidente Donald Trump se tomó unos minutos para opinar sobre las protestas que se replican en América Latina. El mandatario denunció que actores rusos están intentando exacerbar las divisiones sociales de la sociedad chilena en medio de las manifestaciones. Rusia negó todo y advirtió que Estados Unidos “contnúa con sus intentos de enlodar la política exterior”.

El presidente de EE.UU denunció esas supuestas invervenciones en una llamada que mantuvo este miércoles con su homólogo chileno, Sebastian Piñera, y que se conoció el jueves por la noche. «Tenemos indicios de actividades rusas para dar un curso negativo al debate en Chile», dijo a la prensa un funcionario del Departamento de Estado que pidió no ser identificado.

El diplomático indicó que hay claras señales de personas que están «aprovechando el debate» para «exacerbar la división y fomentar el conflicto» en el país sudamericano, principalmente «mediante el uso y abuso de las redes sociales y de alborotadores». La Casa Blanca no especificó qué países supuestamente están interfiriendo en las protestas en Chile.

Sin embargo, la semana pasada el encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado, Michael Kozak, dijo que EE.UU. había identificado en las redes sociales «cuentas falsas» procedentes de Rusia que intentan sembrar discordia en la red.

En este sentido, un funcionario del Departamento de Estado, avisó que hay otros actores externos implicados, aunque evitó señalar directamente a Cuba y Venezuela, como sí han hecho sectores de la oposición venezolana y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

La respuesta de Rusia

El viceministro de Asunto Exteriores ruso Serguéi Riabkov, rechazó las acusaciones de desestabilización. Agregó que esto no es algo nuevo, ya que Washington «ha utilizado estos sucios métodos en numerosas ocasiones».

Riabkov recalcó que Rusia no injiere ni injerirá en los asuntos internos y procesos electorales de otros países. «Respetamos la soberanía de los estados. No debe haber ninguna duda sobre nuestra política, firme y consecuente. Estoy seguro de que los políticos chilenos, la sociedad chilena, comprenden esto perfectamente y de que las intrigas malintencionadas de EEUU no darán el resultado esperado por Washington«, enfatizó Riabkov.