Íngrid Betancourt lanzó su precandidatura a la presidencia de Colombia a 20 años de su secuestro

La política colombiana Íngrid Betancourt, quien estuvo durante más de seis años secuestrada por las FARC, anunció que será precandidata a la presidencia de ese país por segunda vez. Betancourt, de 60 años, dijo que quiere convertirse en la próxima mandataria para “romper las cadenas que por décadas mantuvieron a Colombia en la corrupción y la violencia”.

El mes que viene, Betancourt se presentará en la consulta de la Coalición Centro Esperanza para lanzar formalmente su vuelta a la política. De ganar la consulta, que se celebrará a la par de las elecciones legislativas el 13 de marzo, disputará la primera vuelta presidencial el 29 de mayo.

“Quiero ser la presidenta de los colombianos para asegurarme de que la riqueza del país irá a los niños y a los jóvenes a los que la guerra les quitó lo que podían ser”, manifestó.

Betancourt, de 60 años y quien tras su rescate ese radicó en el exterior, evocó su secuestro hace 20 años a manos de los rebeldes de las extintas FARC cuando estaba precisamente en campaña para la presidencia. 

Hoy estoy aquí para terminar lo que empecé con muchos de ustedes en el 2002. Con la convicción de que Colombia ya está lista para cambiar de rumbo”, sostuvo la candidata.

Quién es Íngrid Betancourt

El 23 de febrero de 2002, Betancourt, entonces candidata presidencial por el partido Verde Oxígeno, fue secuestrada por las FARC cuando visitaba la antigua zona de distensión establecida para los diálogos de paz en San Vicente del Caguán, en el departamento del Caquetá (sur).


Su secuestro se prolongó por más de seis años, hasta que fue rescatada junto con otros 14 cautivos por las Fuerzas Armadas en la “Operación Jaque”, el 2 de julio de 2008, tras lo cual Betancourt se alejó de la política y se estableció en Europa, de donde regresó esporádicamente al país.

En 2010 demandó al Estado colombiano una reparación para ella y su familia por 13.000 millones de pesos por los perjuicios morales y económicos causados a raíz del secuestro.

Ahora, volvió a la escena política para lanzar su precandidatura. Betancourt dijo que volvió para “reclamar una democracia real” y para “luchar” por su “familia extendida, que son todos los colombianos”.


“Mi historia es la historia de todos los colombianos, porque mientras nosotros estábamos encadenados, las familias de Colombia también estaban encadenadas por la violencia, la inseguridad, la corrupción”, lamentó.

El anuncio de Betancourt se produce luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) restituyera a finales del año pasado la personería jurídica al partido Verde Oxígeno, que había quedado en el limbo tras su secuestro.

El tablero político en Colombia

Betancourt se presenta como una alternativa de centro ante la disputa entre la derecha en el poder y la izquierda que encabeza el exalcalde y exguerrillero Gustavo Petro, favorito en las encuestas. 

Por décadas Colombia “solo ha tenido malas opciones, extrema derecha o extrema izquierda”, sin embargo, “ahora ha llegado el momento de tener una opción de centro”, expresó Betancourt en el lanzamiento de su precandidatura. 

En la consulta del 13 de marzo, ella enfrentará a otros políticos de peso. Entre ellos están el también excandidato presidencial Sergio Fajardo, el exministro Juan Fernando Cristo -quienes la acompañaron en su anuncio-, el también exministro Alejandro Gaviria, el senador Jorge Robledo, y el exsenador Juan Manuel Galán.

Betancourt se convierte además en la segunda precandidata a la Presidencia en esta campaña, después de que la líder social Francia Márquez, que concurre por el Pacto Histórico, de izquierda.