Inédito hallazgo de fósiles marinos en reserva natural de Bolivia

Científicos hallaron por primera vez fósiles marinos en una reserva natural del centro de Bolivia, ubicada a varios cientos de kilómetros del océano. De acuerdo a los especialistas, el descubrimiento demuestra que Bolivia estuvo sumergida “en un profundo mar”. 

“Son fósiles comunes que se van encontrando en todo el país, (pero) es la primera vez que se reporta un hallazgo así” en la reserva natural del TIPNIS, subrayó el paleontólogo boliviano Omar Medina. “Nos demuestra que Bolivia en ese tiempo estaba sumergida en un profundo mar y todo lo que se va a encontrar es fauna marina que refuerza la idea de este inmenso mar”, puntualizó el especialista. 

El Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) es uno de los principales parques naturales de Bolivia. Tiene unos 12.300 kilómetros cuadrados y está situado en el centro del país, entre los departamentos de Beni y Cochabamba, a alrededor de 600 kilómetros de la costa del océano Pacífico. Su vasto territorio se encuentra desde los 800 metros sobre el nivel del mar hasta los 3.000, y posee gran variedad de flora y fauna. 

Por su parte, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) destacó que sus funcionarios hicieron “un sorprendente hallazgo de restos fósiles de animales marinos” en el TIPNIS durante una gira para entregar alimentos a los nativos de la zona.

Tras un cruce de información con especialistas del Museo de Historia Natural “Noel Kempff Mercado” de la ciudad oriental de Santa Cruz se determinó “que se trata de fósiles braquiópodos que pertenecen al grupo de los espiriféridos”, agregó.

Los braquiópodos, explicó el Sernap, eran especies marinas de concha doble, semejantes a los actuales moluscos, que se expandieron en la era paleozoica, extendida desde hace unos 570 millones de años hasta hace unos 230 millones.