El indulto que no fue

Perú
Especial

La Comisión de Gracias Presidenciales dio curso al pedido del ex presidente Alberto Fujimori de conmutación de la pena. No obstante, Ollanta Humala aseguró que él no será quien lo convalide, reavivando así el escenario político a días de que asuma Pedro Kuczynski. Las estrategias detrás de esta decisión y las especulaciones sobre su resolución.

Augusto Álvarez Rodrich- La República (Perú)

Con el anuncio que Ollanta Humala hizo anoche en la entrevista que le hice para Latina (Ver la entrevista completa del presidente aquí ) –la última como presidente– de que no indultará a Alberto Fujimori, termina un gobierno y arranca otro, dejando su futuro carcelario en la agenda política.

Ollanta Humala. Pudo haber forzado la concesión del indulto solicitado por Alberto Fujimori, entre el ocaso de un gobierno y el inicio de otro, lo cual parece una maniobra política. Pero, teniendo el presidente en sus manos la llave para vivir sin complicaciones políticas durante el próximo lustro, pues al otorgarlo se ganaría la simpatía de una mayoría aplastante del fujimorismo en el Congreso, optó por el camino más complejo y valiente de no negociar sus convicciones políticas ni de violentar un trámite en la comisión de indultos del ministerio de justicia.

Pedro Pablo Kuczynski. El pedido del indulto en este momento dejó la sensación de que, o se le quiso tirar un anzuelo al gobierno saliente, o lanzarle una papa caliente al entrante, pero el aún presidente electo PPK ha hablado con toda claridad sobre su posición, la cual pone la decisión en manos de la bancada fujimorista: si ellos votan una ley que permita que, bajo ciertas condiciones –como la edad–, se pueda cumplir una condena con arresto domiciliario, él no tendrá problemas en firmarla.

” El pedido del indulto en este momento dejó la sensación de que, o se le quiso tirar un anzuelo al gobierno saliente, o lanzarle una papa caliente al entrante, pero el aún presidente electo PPK ha hablado con toda claridad sobre su posición, la cual pone la decisión en manos de la bancada fujimorista “

Keiko Fujimori. No hay duda de que se trata de una decisión compleja para ella pues, como hija, evidentemente tiene un dolor por la situación de su padre, pero, como política, las cosas le quedan más complicadas. La salida de la Diroes de Alberto Fujimori –para, obviamente, hacer política–, sería un desafío a su liderazgo en Fuerza Popular. Pero, poco a poco, los fujimoristas de la guardia vieja la presionarán para que mueva a la bancada naranja a votar por la ley que sugiere PPK. Como dice Heduardo, las marchas pro indulto para Alberto van a acabar reclamándoselo a Keiko.

Pedro Cateriano. Con un estilo silencioso, ha sido clave en las decisiones del gobierno. El país le reconocerá en el futuro el gran papel –pero desgastante en términos personales–que ha desempeñado el último premier.

Marisol Pérez Tello. En circunstancias como las que se le vienen, PPK se dará cuenta de que fue un acierto designar como ministra de justicia a una persona honesta, capaz e íntegra.

Kenji Fujimori. El indulto fallido, y aducir que es el real intérprete de su padre, serán sus principales armas de presión contra su hermana Keiko.

Antauro Humala. La posición principista de su hermano Ollanta de no negociar políticamente el indulto de Fujimori, lo dejará en la cárcel. 

Juan José Garrido- Perú21 (Perú) 

Como era de esperarse, no procederá el indulto al ex presidente Alberto Fujimori por razones humanitarias. Por un lado, la cercanía del cambio de mando, a sabiendas de que el trámite –aceptado incluso por la Comisión de Gracias Presidenciales para ser valorado– dura días, si no semanas, y el próximo presidente Pedro P. Kuczynski ya adelantó opinión al respecto (que no aceptaría el pedido). ¿Dónde nació esta idea? Pareciera que esta movida no provino de las canteras fujimoristas, sino humalistas: la idea de indultar al hermano del presidente Humala, hoy encarcelado por los crímenes en Andahuaylas, para lo cual el indulto al ex presidente Fujimori habría podido ser una cortina. La idea de un paquete de indultos negociados nos da, para ser exactos, náuseas. Si al ex presidente Fujimori le compete o no un indulto, eso debe ser evaluado y serán las autoridades (hasta hoy el presidente Humala, y a partir del 28 el presidente Kuczynski) quienes deben tomar la decisión. Pero de ahí a establecer este tipo de jaranas político-jurídicas nos parece una sacada de vuelta a las instituciones competentes.

” Cierto, para un número importante de analistas, el indulto al ex presidente Fujimori podría abrir un espacio de reconciliación política, servir como un acto dirigido a cerrar las heridas con el fujimorismo. Pero también es cierto que existe un número importante que lo ve como un salto al vacío institucional. No es un tema sencillo “

Cierto, para un número importante de analistas, el indulto al ex presidente Fujimori podría abrir un espacio de reconciliación política, servir como un acto dirigido a cerrar las heridas con el fujimorismo. Pero también es cierto que existe un número importante que lo ve como un salto al vacío institucional. No es un tema sencillo, sin duda, y que lamentablemente no será posible “despolitizar”: para los fujimoristas, el ex presidente Fujimori es una figura central en el partido y el retorno al poder; para la izquierda, es la figura que representa la lucha política, ya que resumen en él los enemigos a vencer (sobre todo económicos).

El problema será, todo apunta, para PPK. Unos asumen que un indulto brindaría un mejor trato por parte de la bancada fujimorista; otros creen –me incluyo– que no: con o sin indulto, el fujimorismo trazará una estrategia de cara al 2021, y en ella la oposición al gobierno de PpK es crucial. Veamos cómo caen las cartas, porque en este dilema todo es posible.

Redacción- Andina (Perú) 

La solicitud de indulto presentada por el exmandatario Alberto Fujimori no es casual y forma parte de una estrategia política y de la agenda de su partido desde hace tiempo, advirtió hoy el abogado Carlos Rivera, quien defendió a familiares de las víctimas de los casos La Cantuta y Barrios Altos.

Según explicó, la presentación de la solicitud fue antecedida por unas declaraciones sobre el tema del saliente congresista fujimorista Julio Gagó, luego vino el juramento de una legisladora electa a favor  del indulto humanitario y finalmente la marchar del viernes por la noche.

“Nada de eso es resultado de la casualidad sino parte de una estrategia política, no sé si Fujimori está tan mal de salud y tenga la capacidad para desarrollar esa estrategia en términos prácticos. Es parte de la estrategia y agenda política del fujimorismo desde hace tiempo”, señaló en radio Exitosa.

Para el abogado, con todo esto se ha logrado que el tema Fujimori y la posibilidad del indulto hayan entrado en el escenario político. 

A su juicio, el objetivo final consiste en generar un nivel de presión política o presencia en el escenario del debate público que abra la posibilidad de mejores resultados frente a otro camino como la gestión de una ley dentro del próximo Parlamento.

” La solicitud de indulto presentada por el exmandatario Alberto Fujimori no es casual y forma parte de una estrategia política y de la agenda de su partido desde hace tiempo, advirtió hoy el abogado Carlos Rivera, quien defendió a familiares de las víctimas de los casos La Cantuta y Barrios Altos “

Rivera precisó que si bien aún n
o se conoce la naturaleza de la solicitud de Fujimori se avizora que si esta es un indulto común no procedería porque fue sentenciado por homicidio calificado y lesiones graves en los casos La Cantuta y Barrios Altos.

Si en caso fuera indulto humanitario por un tema de salud, refirió que hay un procedimiento regulado que implica que la Comisión de Gracias Presidenciales designe una junta médica especializada que examine al interno y haga un informe.

Dicho informe, añadió, va remitido a la Comisión que toma como base el documento para dar o no una recomendación a la Presidencia de la República, que va remitida primero al Ministerio de Justicia y la Presidencia del Consejo de Ministros.

De acuerdo con el abogado, todos esos pasos deberían ocurrir hoy para que el presidente saliente tenga hacia final del día una opinión de carácter médico y tome eventualmente una decisión sobre la bases de sus atribuciones constitucionales.

Rivera recordó que cualquier solicitud de indulto tiene implícitamente un pedido de perdón.

Leer el artículo de La República aquí 

Leer el artículo de Perú 21 aquí 

Leer el artículo de Andina aquí