Indignación en México por el feroz asesinato de una niña de 7 años

Fátima tenía 7 años y estuvo desaparecida durante una semana. El cuerpo de la pequeña fue encontrado en una bolsa de residuos en la Ciudad de México, sin órganos y con signos de torturas. El asesinato de la niña impulsó con más fuerza el reclamo para detener los femicidios que hay en México, donde en promedio son asesinadas diez mujeres por día. En lo que va del año ya fueron asesinadas 20 niñas menores de 14 años.

La pequeña desapareció en la puerta de la escuela a la que asistía, el instituto Enrique C. Rébsamen, ubicado en Santiago Tulyehualco, en el departamento de Xochimilco, en la Ciudad de México. Según se pudo ver por cámaras de seguridad, mientras esperaba a que su madre la pasara a buscar otra mujer se la llevó.

«Mi hija llegó a la escuela 15 o 20 minutos después por su hija y ya se la había llevado una mujer. Inclusive la niña salió con uniforme. Le puse una playera verde y un pantaloncito», recordó el abuelo de la niña, Guillermo Antón Godínez.   

Según Antón Godínez, la madre de Fátima fue al Ministerio Público para reportar su desaparición, pero allí le dijeron que debía esperar 72 horas para hacer la denuncia. Cinco días después, las autoridades encontraron el cuerpo de la menor en la colonia Los Reyes de la alcaldía de Tláhuac, aledaño a Xochimilco.

La Fiscalía mexicana, que mostró imágenes de una mujer caminando junto a la niña después de salir de la escuela, ofreció una recompensa de 100.000 dólares por cualquier información.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exigió que se lleve a cabo una «investigación profesional, integral y exhaustiva». La familia acusa a las instituciones de no prestar la atención necesaria al caso, mientras que los colectivos feministas y las organizaciones de derechos humanos denuncian la inacción de las autoridades y la inseguridad que viven las mujeres en aquel país.

Las cifras de la violencia

Cada día 10 mujeres son asesinadas. En lo que va de 2020, se reportaron más de 250 casos de femicidios en todo el país y, según estimaciones de activistas, al menos 20 fueron niñas menores de 14 años.

La indignación por el crimen de Fátima llegó al Congreso. La Cámara de Diputados aprobó este martes reformar el Código Penal para elevar de 45 a 65 años la pena máxima por el delito de femicidio.

Con el apoyo de todas las fuerzas políticas, la Cámara también incrementó las penas por abuso sexual a menores de 15 años de edad, al fijar el castigo de entre 10 a 18 años. La sanción actual es de seis a 13 años de cárcel.

Las reformas deberán ser aprobadas por el Senado de la República para que entren en vigor.