Indignación en Chile por un fallo que beneficia al violador de Antonia Barra

A pesar de considerar acreditado que Martín Pradenas violó a Antonia Barra en septiembre de 2019, el juez Federico Gutiérrez dispuso que el acusado permanezca con arresto domiciliario a la espera del juicio. La joven de 21 años se suicidó un mes después del abuso. A Pradenas se le imputan otros cinco delitos sexuales.

Martín Pradenas, de 28 años, había sido acusado formalmente el martes por seis delitos de abuso sexual y violación cometidos contra cinco víctimas de entre 13 y 21 años, incluyendo a Barra. Sin embargo, el Juzgado de Garantía de Temuco terminó por declarar la prescripción de dos de ellos.

Finalmente, en la audiencia de este miércoles, el juez Federico Gutiérrez consideró acreditada la violación de Antonia pero estableció que no existen antecedentes para que se configuren los otros tres delitos que se le imputan.

“Se ha tenido por acreditado el delito de violación en perjuicio de Antonia Barra, la medida cautelar no puede ser una especie de condena anticipada”, señalo el magistrado. Resolvió que Padrenas espere el juicio bajo arresto domiciliario total, con prohibición de acercarse a las víctimas.

El fiscal Miguel Rojas ya anunció que apelará la decisión. “Entendemos que la resolución a través de la cual se ha pronunciado el Tribunal de Garantía de Temuco, que no ha dado la medida cautelar de prisión preventiva, es una decisión que no compartimos por lo cual vamos a ejercer nuestro derecho y vamos a presentar el recurso de apelación respectivo“, sostuvo.

El caso de Antonia

La violación sufrida por Antonia Barra salió a la luz luego de que la joven se suicidara en octubre de 2019. A través de distintos mensajes de texto y audio de WhatsApp, Antonia narró a sus amigos que había sido abusada en una cabaña en Pucón. «Estoy violada», le dijo a una amiga a la que le pidió que la rescate de la cabaña donde permanecía con el imputado.

“Me acuerdo que yo estaba en la parte del tech (tecno) y este hueón me decía ándate conmigo. Me habló por Insta (Instagram). Lo único que me acuerdo fue como haberme despertado, o estar más consciente y el hueón estaba arriba mío y yo le dije sale mierda…me sentí… y me fui (de la pieza). Y llamé a la Consu. Tú no sabes cómo me siento, me siento sucia”, dice la víctima en uno de los audios que envió a una amiga.

Cuando se hicieron públicos esos audios, tras el suicidio de la joven, la familia presentó una denuncia formal contra Pradenas. Luego se sucedieron testimonios y denuncias de otras mujeres que afirmaron haber sido abusadas por el hombre.

El fiscal de la causa, Miguel Rojas, sumó como prueba un video de las cámaras de seguridad de un supermercado, donde se ve a Antonia salir de una discoteca con el acusado y se observa que éste la agarra con fuerza del brazo. «Se comienzan a corroborar los elementos que aporta Antonia en su relato (…) se da cuenta de la ausencia de su consentimiento, intentando impedir que ella la trasladara hasta el estacionamiento de este supermercado», sostuvo el fiscal.

Repudio en las redes y frente a la casa del acusado

La etiqueta #JusticiaParaAntonia rápidamente copó Twitter tras conocerse que Martín Pradenas permanecerá sin prisión preventiva a la espera del juicio por haber violado a Antonia Barra. Desde las redes también se convocó a un cacerolazo en repudio a esa decisión judicial.

Además, un grupo de mujeres se congregó frente a la casa de Pradenas. “Mucha impotencia, mucha rabia contenida, porque estuvimos ayer todo el día pendientes del juicio, hoy día también en la mañana nos levantamos temprano para saber la resolución. Y considero injusto que con tantas pruebas y tantas víctimas la resolución no haya sido la más adecuada”, dijo una de las manifestantes.

“Era una loquilla”: machismo explícito en Canal13

Durante la emisión del noticiero matutino “T13”, cuando se referían al caso de Antonia Barra, se pudo escuchar al aire que alguien se refería a la joven como “una loquilla”.

“En la emisión del informativo Tele13 AM, el corresponsal de la Araucanía realizaba un despacho sobre la audiencia. Mientras eran emitidas declaraciones del fiscal del caso, se escuchó parte de la conversación entre el corresponsal y su editora, cuando el periodista explicaba el tenor de la defensa procesal de Pradenas” , intentó justificar la señal televisiva ante la indignación desatada por el comentario.