Indígenas, organizaciones y sindicatos desafían a Lasso con un paro nacional contra los aumentos de combustibles

El movimiento indígena de Ecuador sale este martes nuevamente a las calles contra el aumento de combustibles que propone el gobierno de Guillermo Lasso. El mandatario había dicho que congelaría los precios para desactivar la protesta, pero la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) denunció “una burla” por parte de Lasso. Sindicatos y organizaciones sociales se sumaron a la masiva convocatoria. 

Lasso, quien sucedió a Lenin Moreno en el poder en mayo pasado, fijó un nuevo precio para los combustibles que se mantendría congelado para reemplazar al incremento mensual que había establecido Moreno el año pasado. 

La Conaie advirtió que, sin embargo, el reciente ajuste de Lasso representa un segundo aumento en menos de diez días, dado que supone un 10 por ciento más al que entró en vigor el pasado 12 de octubre. Por entonces, el precio del galón (3,79 litros) de gasolina extra trepó a 1,69 dólares y ahora se ubica en 2,50 dólares. 

Algunas organizaciones considerán que el preció debió ser congelado en 2 dólares para la gasolina extra o ecopaís y 1,50 dólares para el diesel. 

“Rechazamos, condenamos el nuevo incremento al precio de los combustibles”, resaltó Leonidas Iza, presidente de la Conaie y remarcó la exigencia para que se deroguen todos los decretos que implican un incremento de los precios de los combustibles y que permiten las privatizaciones de empresas del Estado.

Además, las resoluciones del Consejo ampliado de la Conaie exigió la derogación de unos decretos que facilitan al expansión de las actividades extractivistas (petróleo y minería) en territorios ancestrales de los pueblos indígenas, y sin una consulta previa a esos pueblos, como establece la Constitución del país.

Para el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Ángel Sánchez,  la suspensión debió contemplar todo el incremento desde junio pasado, y no solamente el de este mes, es decir, regresar a 1,75 dólares y 1,00, respectivamente.

Los combustibles son uno de los asuntos más espinosos en el país andino, y un intento de Moreno de eliminar los subsidios desencadenó en 2019 en un estallido social seguido por un estado de excepción que dejó un balance de al menos seis muertos y 1.500 heridos.

La gran movilización 

La convocatoria, de alcance nacional, sale desde el FUT, la principal central obrera del país; la poderosa Conaie; el Frente Popular; la Unión Nacional de Educadores (UNE), y la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), entre otras.

El Colectivo Nacional Unitario, que agrupa a varios sectores sociales, aclaró que la convocatoria de este martes se desarrollará en diferentes horarios en cada provincia, mientras que los trabajadores se unirán una vez terminada su jornada laboral a las 16.00 hora local.

La protesta, la tercera convocada de forma conjunta desde mayo, contempla asimismo otros asuntos de carácter social y legislativo, entre ellos, que el presidente no aproveche el estado de excepción en el país por la crisis de seguridad, para pasar leyes de forma acelerada.

La respuesta que prepara Lasso

Las movilizaciones incluirán plantones y marchas, pero las organizaciones sociales no descartan “elevar” sus respuestas “si el Gobierno no entiende que debe retroceder” en sus políticas “anti populares, inflacionarias, anti-obreras y neolibrales”.

A pesar de las desmentidas del Gobierno, su colega del Frente Popular, Nelson Erazo, advirtió de un posible uso de las Fuerzas Militares, amparado por el estado de excepción, para bloquear o impedir la salida de manifestantes.

En un acto público hoy lunes, el presidente ecuatoriano, también acosado por dos investigaciones por su aparición en los Papeles de Pandora, aseguró frente a a la ola de manifestaciones prevista que la decisión del Gobierno es mantenerse “firme”.

“Vamos a desarrollar todo un dispositivo para evitar el cierre de vías, para que impere la ley, (..) y con la fuerza pública, con la Policía Nacional, vamos a imponer el orden“, afirmó.