Incendios en el Amazonas: Bolsonaro prohibió las quemas pero sólo por 60 días

Después de ser criticado por su responsabilidad en relación a los incendios del Amazonas, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, prohibió por decreto las quemas de campos y pastizales en todo el país, aunque sólo por 60 días. Desde el Gobierno presentaron la medida como una de las acciones que se están tomando para combatir los incendios en la región más afectada.

El decreto oficializado a través del Boletín Oficial, hizo lugar al reclamo de las organizaciones ambientalistas que relacionaron el aumento de los incendios con la flexibilización de los permisos para la quema de campos que son parte de la actividad agropecuaria.

La suspensión no será aplicada en caso de control sanitario de la autoridad de Medio Ambiente y en la agricultura de subsistencia de los pueblos indígenas.

Por otra parte, los gobernadores de la región amazónica y el abogado general del Gobierno pidieron utilizar un fondo de compensación de la Operación Lava Jato con dinero recuperado de la corrupción en Petrobras en el combate al fuego.

Bolsonaro autorizó a las Fuerzas Armadas a coordinar el combate al fuego mediante la Operación Verde Brasil, pero son escasos los datos que ofrecen los voceros militares sobre esas medidas.

Sin citar datos concretos, el subjefe de Operaciones del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, vicealmirante Ralph Dias da Silveira, dijo que en base al sistema satelital «se ha visto una reducción importante de los focos de incendio».

Los incendios

Según datos oficiales del del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués), desde enero hasta fines de agosto se registraron 84.957 incendios forestales, un 75% más en relación al mismo periodo del año pasado.

Se trata del número de incendios más elevado desde que comenzaron a registrarse en 2013.

Muchos de estos focos afectan a la Amazonía y se extienden más allá de las fronteras brasileñas, abarcando áreas de la selva de Bolivia, Paraguay y Perú.