El golpe al arte

Chile 

Manuel Tello visibiliza un ataque de la dictadura militar que muy pocos conocen a través de su documental. En 1973 tanques militares ametrallaron el Museo Nacional de Bellas Artes. Su obra busca masificar un suceso que representa en sí mismo una metáfora del ataque que sufrió el arte y la cultura durante el gobierno de facto. Se trata de otro golpe que sufrió el país, el cultural.  

 Manuel Tello, documentalista- Foto: galaxiaup.comAlejandro Lavquén- Clarín (Chile) 

Un episodio desconocido, es el ataque que sufrió el Museo Nacional de Bellas Artes tras el golpe de Estado de 1973. El histórico edificio, ubicado en el Parque Forestal, fue rodeado de tanques que procedieron a ametrallarlo. Este hecho lo rescata Manuel Tello Sarmiento en su documental “Impactos, el otro golpe de la dictadura”. Uno de los escasos testimonios sobre el acontecimiento se debe al fotógrafo Sergio Berthoud, que tomó algunas fotografías a petición de Nemesio Antúnez, director del museo. Berthoud cuenta que “el Museo estaba como una bestia herida. Gran silencio. No se hablaba fuerte. Muros, puertas y ventanas atravesadas por las balas. Las pinturas también” (…) “Es muy difícil describir el sentimiento de impotencia que se siente al ver los destrozos. ¿Era miedo. Rabia o indignación? ¿Incredulidad por lo inútil del acto? Había que trabajar. Me habían llamado para dejar constancia gráfica de un hecho histórico y ahora, a casi 41 años, se muestran por primera vez. Me gustaría que Nemesio las hubiera visto”. Punto Final conversó con Manuel Tello, realizador del documental.          

¿Cómo te enteras de este hecho?

Ramón Castillo, curador de arte que el año 2009 era asistente de dirección del MNBA, al revisar unos archivos, se encuentra con un grupo de ocho fotografías tomadas por Sergio Berthoud, en las cuales estaban registrados los impactos de bala en el frontis del edificio y en algunos cuadros expuestos de la colección permanente del museo.

¿Qué motivó atacar un museo?

Esto es una de las incógnitas aun sin resolver, se “dice” que los militares pensaban que existían francotiradores del MIR en el edificio. Lo cual no era realidad.

¿Había personas en el museo en el momento del ataque?

Solo el nochero, en aquel entonces de 21 años, Mario Cárdenas Levicoi. Quien luego de sobrevivir al ataque, es asistido por vecinos del MNBA y el director Nemesio Antúnez, recién al día siguiente, debido al toque de queda imperante.

¿Cuál fue el daño material?

Aun existen muros marcados con los impactos de bala en el MNBA, primer y segundo piso ala norte del edificio. Dos cuadros de la colección permanente fueron “heridos”, uno de ellos es “El retrato de mi hermana” de Francisco Javier Mandiola, y registro de la restauración no existe.

¿A partir de qué elementos se realiza el documental?

El hecho se reconstruye a partir de los testimonios de los únicos testigos vivos, el fotógrafo, una vecina, el nochero, un mayordomo, la viuda del ex director Nemesio Antúnez. Una perita especialista en balística da el marco científico tras analizar una bala encontrada en septiembre de 1997.

¿Crees que a 41 años del golpe los chilenos tienen conciencia de la gravedad de estas acciones?

Creo que no existe conciencia de este hecho en nuestra sociedad, principalmente porque no es un acto que sea conocido, las nuevas generaciones tiene que conocer nuestra historia. Este documental busca masificar este suceso que, de una manera metafórica, representa el ataque al arte y a la cultura sufrida por los artistas durante la dictadura: El otro golpe, en este caso un impacto directo al arte en nuestro país.

 

Leer el artículo aquí