Imágenes clave del asesinato del mapuche Catrillanca: queda probado el gatillo fácil de Carabineros

El asesinato del mapuche Camilo Catrillanca sigue generando impacto en la política chilena. Luego de que trascendieran varios videos que muestran imágenes explícitas del violento accionar de las Fuerzas de seguridad contra el comunero, el presidente Sebastián Piñera se vio obligado a pedir la renuncia del director general de Carabineros y las organizaciones de pueblos originarios convocaron a una masiva marcha “para repudiar la estrategia policial de militarización” contra el pueblo mapuche.

Las imágenes explícitas captadas generaron un antes y un después: enterraron todas las coartadas de los cuatro carabineros que participaron en la muerte de Catrillanca, quien además había sido demonizado por las fuerzas de seguridad y por el ministro del Interior Andrés Chadwick. La crisis política no tardó en llegar y Piñera sacó de su puesto a la más alta autoridad de Carabineros, Hermes Soto. Chadwick también quedó en el ojo de la tormenta y puso a disposición su renuncia.

El discurso oficial señalaba que la muerte se produjo durante un enfrentamiento a raíz de la persecución de los presuntos sospechosos de un robo de tres vehículos particulares. Pero en los videos quedó registrado con claridad cómo el grupo de policías ingresó a la comunidad indígena la tarde del 14 de noviembre y disparó por la nuca a Catrillanca, cuando desarmado y sin mediar provocación, conducía un tractor junto a un menor de 15 años, que fue reducido y arrestado ilegalmente en el mismo acto.

“¡Le pegó!”, celebra el miembro de las fuerzas que sostenía la cámara. La Fiscalía de la región de La Araucanía, a cargo del caso, confirmó que el video fue grabado por el suboficial Patricio Sepúlveda, uno de los cuatro carabineros que están procesados en el caso. El video “ratifica que no hubo un enfrentamiento previo, que el tractor no se cruzó en la línea de fuego (…) y demuestra también que hubo una estrategia planificada para el ocultamiento de los hechos y obstruir la investigación”,afirmó hoy el fiscal Garrido al respecto.

Otros tres vídeos, publicados horas después por el Centro de Investigación e Información Periodística (Ciper), dan cuenta de cómo varios carabineros atienden a Catrillanca sobre el tractor que conducía cuando recibió un disparo de sus propios fusiles en la nuca. También las muestran cómo es maniatado maniatado y lanzado al suelo el joven de 15 años, mientras uno de los policías le pone un pie encima para inmovilizarlo.

Piñera no tuvo más opción que salir a dar explicaciones. “Un grupo pequeño de carabineros ha provocado una grave crisis de credibilidad, probidad y eficacia en la labor que desarrolla Carabineros de Chile”, explicó el mandatario, quien compareció junto al ministro del Interior, también cuestionado por su responsabilidad política en el incidente. Esos agentes a los que se refirió Piñera son los cuatro oficiales de Fuerzas Especiales que participaron directamente en el asesinato de Catrillanca, quienes ahora están imputados y en prisión preventiva en un cuartel policial.

Mientras en la capital chilena las autoridades tratan de salvar la cara de la institución policial a base de renuncias, los familiares de Catrillanca y la comunidad mapuche prepara para este viernes en la ciudad de Temuco, a más de 600 kilómetros al sur de Santiago, una gran marcha por “la vida, la desmilitarización, la verdad, la paz y la libre determinación mapuche”.

“Yo Marcelo Catrillanca en el día de hoy miércoles he visto el horroroso video en donde los carabineros mataron a mi hijo Camilo (…) me siento avasallado e indignado, por eso, llamo a una marcha en la ciudad de Temuco el día viernes 21 de diciembre”, anunció el padre de la víctima de gatillo fácil.