Human Rights Watch pidió que se investiguen los abusos policiales durante el 8M en Ecuador

La ONG defensora de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) reclamó al gobierno de Guillermo Lasso que investigue los excesos de la fuerza de seguridad durante las masivas marchas que se celebraron el 8M, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. “Esto incluyó golpear a una periodista con una porra y uso indiscriminado de gases lacrimógenos y gas pimienta”, precisó HRW en un comunicado. 

La ONG, con sede en Nueva York, realizó un informe en el que entrevistó a testigos y corroboró múltiples videos sobre las protestas realizadas el pasado 8 de marzo en Quito, Guayaquil, Cuenca y otras ciudades.

Ese día cientos de mujeres salieron a las calles del país para reclamar a las autoridades que protejan y garanticen sus derechos, además de generar conciencia sobre la violencia de género en Ecuador, donde hubo 28 femicidios en lo que va del 2022, en base a los datos de Fundación Aldea.

Las manifestantes también se manifestaron para pedirle a Lasso que apruebe la ley sancionada por el Parlamento a mediados de febrero, que garantizaría el acceso al aborto para las víctimas de violación. Sin embargo, Lasso decidió el martes pasado vetar parcialmente esa ley y la devolvió al Congreso, que tiene ahora 30 días para considerar sus propuestas de enmienda.

“El veto presidencial socava el trabajo realizado por el Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo, y el voto de la mayoría de la Asamblea Nacional para permitir a las mujeres y niñas ecuatorianas recuperar sus propias vidas tras el trauma de la agresión sexual”, denunció en la nota HRW, que solicitó a los legisladores mantener su compromiso de proteger a las mujeres y niñas manteniendo el texto actual sin cambios.

Sin embargo, Lasso decidió el pasado martes vetar parcialmente esa ley y la devolvió al Congreso, que tiene ahora 30 días para considerar sus propuestas de enmienda.

“El veto presidencial socava el trabajo realizado por el Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo, y el voto de la mayoría de la Asamblea Nacional para permitir a las mujeres y niñas ecuatorianas recuperar sus propias vidas tras el trauma de la agresión sexual”, denunció en la nota HRW, que solicitó a los legisladores mantener su compromiso de proteger a las mujeres y niñas manteniendo el texto actual sin cambios.