Honduras declara el “toque de queda” y suspende las garantías constitucionales

El gobierno de Honduras decretó el “toque de queda” para “contener el avance del coronavirus”, al confirmar dos nuevos casos y un total de ocho contagiados. La medida, que suspende las garantías constitucionales y regirá durante siete días, limita la libre circulación de las personas y todas las actividades laborales tanto del sector público como privado. 

“Quedan restringidas a nivel nacional, por un plazo de siete días, las garantías constitucionales”, sostiene el decreto aprobado en el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, integrado por el presidente, Juan Orlando Hernández, y los jefes de los demás poderes del Estado, además de militares, policías y otras autoridades.

“En aplicación del decreto de suspensión de garantías, se declara toque de queda a nivel nacional y absoluto”, anunció en cadena nacional el ministro de Seguridad, Julián Pacheco.

La ministra hondureña de Salud, Alba Consuelo Flores, dijo en la misma cadena que hay dos casos confirmados nuevos, con lo que la cifra total de infectados por coronavirus asciende a ocho.

Con el decreto se suspenden las actividades laborales en el sector público y privado, eventos de todo tipo, el transporte público, actividades religiosas y comerciales. También remarca la decisión de cerrar aeropuertos y fronteras.

Las personas únicamente podrán circular para comprar alimentos, medicinas, asistir a establecimientos sanitarios y acudir a lugares de trabajo autorizados, como farmacias, laboratorios, bancos, estaciones de servicio y hoteles. 

A las empresas que no acaten el llamado a cerrar operaciones se les aplicarán “sanciones según el Código Penal, que pueden llegar a cárcel por seis meses”, declaró a medios locales el ministro de Trabajo, Carlos Madero.