Histórico: por primera vez cuatro mujeres dirigieron un partido de la Copa Libertadores

La brasileña Edina Alves junto a su compatriota Cindy Nahuelcoy y la chilena María Belén Carvajal hicieron historia en la Copa Libertadores, al conformar la primera terna arbitral integrada completamente por mujeres en dirigir un partido de fútbol de la Conmebol.

El partido que marcó un cambio significativo para el reconocimiento de las mujeres en el ámbito deportivo se disputó entre Defensa y Justicia argentino, ya clasificado, con Independiente del Valle ecuatoriano, ya eliminado, por la sexta y última jornada del Grupo A. 

La función femenina alcanzó también a las oficiales fuera del campo de juego, dado que la argentina Sabrina Lois ejerció como asesora de árbitras por parte de la Conmebol, y la brasileña Ana Paula Oliveira tuvo a su cargo la asesoría de video. 

Dentro de un partido dinámico pero limpio, con pocos choques fuertes, la brasileña Alves dirigió sin problemas, se plantó ante un par de tibios reclamos, y sólo amonestó a un jugador, el delantero Christian Ortiz, de IDV, que vio la cartulina amarilla por una entrada a destiempo sobre Braian Romero. 

Alves tampoco dudó al cobrar un penal para el equipo visitante, en una sanción correcta por falta de Matías Rodríguez sobre Jhon Sánchez, aunque luego Ortiz elevó mucho su remate desde los once metros. 

La historia de Edina 

Edina comenzó su historia en el fútbol en Goioerê, en Paraná., su ciudad de origen Allí tuvo su primer contacto con el trabajo que cambiaría su vida. al ser convocada como ayudante de árbitro en partidos de futsal.

Foto: EFE

“Estudié de noche, para convertirme en maestra de educación física y fui árbitro por la tarde, así que necesitaba un trabajo que comenzara temprano. Llenar sacos de tierra en un vivero de semillas encajaba con eso. Empecé a trabajar temprano, corrí a entrenar por la tarde y luego fui a la escuela. Por supuesto que fue agotador, pero cada vez que llenaba las bolsas con tierra, lo hacía pensando: ‘Esto me ayudará a hacer lo que más quiero, que es arbitrar partidos de fútbol‘ ”, narró recientemente a la web de la FIFA sobre las dificultades que enfrentó. 

Después de convertirse en ayudante de campo, Edina sintió que faltaba un paso más para hacer realidad su sueño. A los 34 años, cuando ya aspiraba a la directiva de la FIFA, la paranaense decidió hacer un cambio radical en su carrera y prácticamente reiniciar este ascenso como árbitro principal en 2014.

El cambio fue tan exitoso que cinco años después Edina estuvo en Francia para dirigir el duelo entre Estados Unidos e Inglaterra, por la semifinal del Mundial Femenino. 

“Fue increíble. Cuando pienso en todo lo que pasó, en todo lo que pasé, no me arrepiento de nada. La Copa del Mundo es un acontecimiento histórico. Cuando Neuza (Back, asistente) sugirió mi nombre en 2014, todo lo que quería era ser el árbitro principal de un partido de la Serie A en Brasileirão. Estoy muy agradecida de haber estado en el Mundial ”, finalizó por entonces.