Histórico: la Cámara de Diputados de Chile aprobó la despenalización del aborto

La Cámara de Diputados de Chile aprobó este martes el proyecto de despenalización del aborto hasta las 14 semanas de gestación. La iniciativa deberá contar con el aval del Senado para su sanción definitiva. Este importante paso hacia la conquista de derechos coincide además con el Día de Acción Global por el acceso al aborto Legal en América Latina. “No más criminalización”, celebraron los colectivos de mujeres. 

Con 75 votos a favor, 68 en contra y 2 abstenciones la Cámara baja ratificó una reforma al Código Penal que busca librar de sanciones a las mujeres que lleven a cabo una interrupción voluntaria del embarazo en el plazo establecido. 


En Chile, uno de los países más religiosos de la región, solo es legal abortar bajo tres supuestos -inviabilidad fetal, violación o riesgo de la vida de madre- y, en caso de no cumplirse alguna de estas causales, el aborto está penado con hasta 5 años de prisión.

“La criminalización de la interrupción voluntaria del embarazo también es una forma de violencia de género (…). Avanzar en materia de derechos sexuales y reproductivos es avanzar en igualdad de género”, indicó la diputada comunista Carol Kariola, una de las autoras de la moción.

Qué implica el proyecto 

La iniciativa, que fue ingresada en el Congreso en 2018 por diputadas progresistas de la oposición, establece que el aborto no es punible en los casos estipulados. Sin embargo, no lo garantizaría como un derecho libre y gratuito (como en Argentina, por ejemplo) por el rechazo formal del gobierno de Sebastián Piñera hacia la norma. En Chile, para que un proyecto de ley pueda incurrir en gastos en Chile es fundamental el apoyo del gobierno de turno. 

“Esta no es la legislación que esperamos para acceder a un aborto digno, pero es un paso hacia su legalidad”, resaltó la coordinadora feminista 8M.

Las chilenas, que esta tarde se manifiestan en distintos puntos del país con motivo del Día de Acción Global por un aborto legal y seguro, pueden abortar bajo tres supuestos desde el año 2017, gracias al empuje del segundo Gobierno progresista de Michelle Bachelet (2014-2018).

Hasta entonces, las interrupciones voluntarias del embarazo estaban totalmente penalizadas, algo que estableció la dictadura de Augusto Pinochet poco antes de que el general dejara el poder en 1990.

La marea verde chilena

Minutos antes de la votación y al grito de “Aborto libre y seguro” y “Será ley”, un centenar de mujeres rodearon el edificio de la capital donde se redacta la nueva Constitución chilena para pedir la despenalización del aborto con pancartas y pañuelos verdes.

Foto: Pablo Vera (AFP)

El aborto legal es una reivindicación histórica de los colectivos feministas de América Latina, donde solo Argentina, Cuba, Uruguay, Guyana y cuatro estados de México lo han despenalizado.

Los números de la clandestinidad

Hasta 2017, según diversos estudios, se realizaban unos 70.000 abortos anuales en Chile, todos ellos en la clandestinidad.

De acuerdo a datos del Ministerio de Salud, entre 2018 y 2020 se registraron 1.827 abortos legales en Chile, una cifra que deja entrever que todavía decenas de miles de mujeres siguen poniendo fin a su embarazo de forma ilegal.