Histórico avance en derechos: Colombia reconoció un femicidio trans

En un fallo emblemático para la comunidad LGTBI de Colombia, la Justicia tipificó por primera vez como femicidio el asesinato a una mujer transexual. La jueza Catalina Manrique sentenció a 20 años de prisión en hospital psiquiátrico a Davinson Erazo, culpable por el crimen de Anyela Ramos Claros.

La jueza Catalina Manrique sentenció a 20 años de detención en un hospital psiquiátrico a Davinson Erazo por el crimen de Ramos, que ocurrió en febrero del año pasado en Garzón, en el suroeste del país. Erazo fue condenado por los delitos de “feminicidio agravado en concurso heterogéneo con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego”. Sin embargo, fue declarado inimputable por “padecer un trastorno mental permanente”.

“Es de suma importancia la forma en que el caso fue abordado por el juzgado, particularmente en cuanto al reconocimiento de Anyela como mujer. Se evidencia un cambio en la manera como la judicatura y la fiscalía están abordando los delitos basados en prejuicios”, destacó la defensa.

La organización Colombia Diversa también celebró el fallo y destacó el hecho de que la sentencia tuviera en cuenta la identidad de género de Anyela, “aunque ella no hubiera cambiado su nombre identitario en sus documentos”.

Anyela “actuaba y se definía a si misma como mujer, diferente a su sexo biológico” y fue asesinada “por su condición de ser mujer o por motivos de su identidad de género”, precisa el fallo que reconoció por primera vez como femicidio un asesinato trans.

Ramos era estilista y trabajaba en un salón de belleza cuando Herazo ingresó con una escopeta y le disparó en la espalda y la cabeza, ocasionando su muerte inmediata. El joven, que actualmente tiene 23 años, se entregó voluntariamente a la Policía, alegando que la mujer trans estaba induciendo a adolescentes al suicidio. El proceso de investigación e indagatoria revelaron que el autor del crimen presenta esquizofrenia.