Hijos de genocidas chilenos rechazan el arresto domiciliario para sus padres

El Colectivo Historias Desobedientes-Chile expresó su rotundo rechazo al proyecto de ley que busca incluir a los condenados por crímenes de lesa humanidad ente los presos que pueden acceder al arresto domiciliario ante la pandemia de coronavirus. El presidente Sebastián Piñera defendió la medida.

“No deben estar en la calle”, sentenciaron los hijos y familiares de represores al prounciarse “contra la liberación de los criminales de lesa humanidad y en favor de las demandas de los reos comunes y presos políticos en Chile”.

“Los pocos violadores de los derechos humanos que han recibido sentencias condenatorias son autores de crímenes imprescriptibles que atentan, como decía el propio Patricio Aylwin, contra la fibra moral de nuestra sociedad toda vez que el daño fue provocado a la Sociedad Civil por parte de agentes del Estado”, señalaron al diferenciar a los genocidas de los presos comunes o de aquellos que están bajo prisión preventiva tras las detenciones por protestar contra el Gobierno.

Además, remarcaron las distintas condiciones de encarcelamiento que reciben la mayoría de los arrestados del país frente a las que se viven en Punta Peuco, el recinto penitenciario que alberga a exmilitares y agentes del estado chileno pertenecientes al régimen militar de Augusto Pinochet, condenados por crímenes de lesa humanidad.

“Como familiares de esos criminales, muchos de nosotros conocemos bien el lugar reservado para ellos: habitaciones de 36m2 para dos personas, cuyas camas se encuentran a más de un metro y medio de distancia; un baño para cada pieza; un comedor común con sillas y espacio más que suficiente para el bajo número de detenidos; un patio de 1500 m2 por módulo penal, en el cual pueden reunirse y hacer asados; libertad de circulación”, enumeraron en un comunicado firmado por Historias Desobedientes-Chile e Hijas, hijos y familiares de genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia .

Por su parte, el presidente Sebastián Piñera defendió que el proyecto de ley para descongestionar las prisiones ante la pandemia del coronavirus incluya también a condenados por crímenes de lesa humanidad.

“Lo que yo creo es que una persona que está condenada por crímenes de derechos humanos o crímenes de cualquier naturaleza, que se está muriendo, que le quedan semanas de vida, yo creo que debiésemos darle el beneficio”, argumentó Piñera en una entrevista para la Asociación Regional de Canales de Televisión. “La idea es conmutar la pena de privación de libertad por una pena de arresto domiciliario total y eso va a favorecer a muchas personas no solamente de Punta Peuco sino de todas las cárceles de Chile, que yo creo que debieran poder morir con dignidad”, agregó el mandatario.

Piñera se sacó una foto en Plaza Dignidad y tuvo que disculparse

En plena cuarentena por el coronavirus, Sebastián Piñera aprovechó el vacío de la tradicional Plaza Italia – rebautizada durante el estallido social como Plaza de la Dignidad- y se sacó una foto en el que fuera el epicentro de las masivas protestas en su contra. Debió ensayar unas disculpas en las redes sociales.

La foto fue tomada el viernes por la tarde, cuando Piñera bajó del auto que lo llevaba desde el Palacio de la Moneda hacia su casa en Las Condes. En ese momento aprovechó para caminar por la céntrica plaza y se tomó una foto en el centro del lugar, en el monumento al General Baquedano.

Frente a la ola de críticas en las redes sociales, el presidente pidió disculpas en su cuenta de Twitter. “Hoy, regresando a mi casa, pasé por Plaza Baquedano, me bajé un par de minutos a saludar a un grupo de carabineros y militares que ayudaban a dirigir el tránsito, me saqué una foto y continué mi camino. Lamento si esta acción pudo malinterpretarse”, escribió.}