“Hay que articular izquierdas con izquierdas”

En su paso por Argentina, el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, uno de los principales intelectuales sobre los que se han basado las políticas sociales de los gobiernos progresistas de América Latina, consideró que la izquierda está fallando porque “no logra entender en gran parte” los problemas de sus poblaciones y, entonces, dejan el camino abierto a alternativas fascistas.

“El campo popular tiene que aproximarse a sus partidos o quizás crear nuevos movimientos que permitan a la gente una mayor participación y que sus inquietudes sean más bien próximas de los agendas políticas”, analizó en diálogo con Latinoamérica Piensa. Aunque aclaró que es necesario complementar esa reconexión con “política de calle”. “Brasil es una confirmación muy dura de cómo se puede destruir democráticamente una democracia”, amplió.

Para poder enfrentar ese desafío es para él imprescindible “la unión de izquierdas” porque “hay que acabar con el dogmatismo de esta idea los enemigos de otra izquierda son más que los capitalistas”. Por eso propuso “ser más agresivos” y advirtió que hoy el socialismo ganó terreno en Estados Unidos, “el centro del capitalismo” con el liderazgo nuevo de las mujeres, quienes dijo, “están mejor posicionadas para actuar políticamente”. “Necesitamos mucha innovación”, resumió.

Dedicó capítulos aparte a la situación que se está viviendo en Argentina, “con la intervención del FMI” y en Brasil con la llegada de Bolsonaro al poder.

A los argentinos les recomendó “resistir” el momento económico porque la llegada del Fondo implica un nuevo proceso para “enriquecer a los acreedores” y no para hacer crecer la economía, el empleo o para desarrollar políticas sociales. “Es el proceso neoliberal, la receta internacional y Christine Lagarde en tres años te va a decir que fue excesivo, que no deberíamos hacer tantos recortes, que fue una pena como dijo de Grecia y de Portugal”, vaticinó.

Al hablar de Brasil, insistió en que en parte la derrota del PT llegó por su consecuente “lógica podrida de articular izquierdas con derechas” para lo que propuso “articular izquierdas con izquierdas”, aunque agregó que por otro lado los grandes medios”demonizaron durante muchos años al PT y lo hicieron muy bien”. Entonces, en cuanto surge Bolsonaro “hace de la demonización una crítica de las elites, como Trump. No entendés a Bolsonaro sin Trump porque está en el script, es el mismo derrotero. Pero  es una copia y las copias son peores que los originales”, concluyó.