Guatemala suspendió la compra de los dos aviones Pampa III

El gobierno de Guatemala le comunicó a las autoridades de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea), ubicada en la ciudad de Córdoba, que desistirá de la compra de los dos aviones Pampa III. El motivo: la compra se aprobó sin pasar por el Congreso guatemalteco, un requisito indispensable según su propia legislación. La venta se había acordado mediante un convenio firmado el pasado 3 de julio entre el presidente guatemalteco Jimmy Morales y Mauricio Macri, que había celebrado la noticia como un paso “histórico”. 

Mediante un comunicado, Fadea precisó que ayer la Contraloría General de Cuentas de la República de Guatemala recomendó al Ministerio de Defensa Nacional de Guatemala “desistir del actual procedimiento para la adquisición de dos aeronaves Pampa III”.

El vocero del Ejército de Guatemala, Oscar Pérez, explicó que la compra entra en un «compás de espera» ya que, tras las recomendaciones de la Contraloría, se analizará un nuevo proceso para adquirir los aviones.

“Vamos a acatar las recomendaciones de la Contraloría. Vamos a desistir del proceso y vamos a acatar las recomendaciones”, dijo el portavoz de la cartera castrense.

Según las recomendaciones, la compra se debe realizar conforme a la Ley de Contrataciones del Estado, así como la realización de un concurso de licitación por medio del Sistema de Adquisiciones del Estado, llamado Guatecompras.

“Vamos a dar un compás de espera para conocer cuáles serán las repercusiones”, declaró Pérez.

La venta se había acordado mediante un convenio de cooperación técnico-militar entre Fadea con el Ministerio de Defensa de Guatemala y el de Argentina para el suministro de equipo de defensa y material militar, según precisa el comunicado de la compañía estatal que está a cargo de Antonio Beltramone.

“Entendemos que esta decisión unilateral de la República de Guatemala, responde a circunstancias propias” de ese país “que exceden a la República Argentina, dado que el acuerdo se confeccionó en un marco de legalidad y transparencia absoluta, cumplimentando y respetando las exigencias formales, jurídicas y técnicas que garantizan su validez, vigencia y ejecución”, resalta el comunicado de Fadea.

En tanto, añade que “se realizarán todas las gestiones correspondientes para salvaguardar los objetivos del acuerdo celebrado y superar esta contingencia en el menor plazo posible”, y ratifica su “compromiso de gestión eficiente para el desarrollo de nuevos negocios para continuar en la senda del crecimiento sustentable”.

A principios de mes, Macri y Morales habían formalizado la transacción para las primeras exportaciones de los aviones Pampa III, por un monto de 28 millones de dólares, que incluía servicios de entrenamiento de pilotos y mantenimiento.

El Pampa III es un avión de entrenamiento básico-avanzado, utilizado por los cadetes de la Fuerza Aérea Argentina para aprender a volar. También se usan para controlar y custodiar las fronteras.