Guatemala, Honduras y El Salvador le responden a Trump: piden que EE.UU combata el tráfico de personas

Los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras advirtieron en un comunicado conjunto los peligros de migrar de manera «irregular» con niños. En medio del retiro de ayuda económica por parte de Donald Trump, los países aseguraron además que protegerán a sus ciudadanos que buscan llegar a Estados Unidos en masivas caravanas, pero reclamaron que EE. UU. también haga esfuerzos para evitar el tráfico de personas.

En el texto, los países indicaron que las misiones diplomáticas y consulares continuarán con la «protección, asistencia y atención consular a fin de velar por el pleno respeto al principio del interés superior del niño, la unificación familiar y el debido proceso». Sin embargo, advirtieron también sobre esa “migración irregular de niños, adolescentes y adultos”.

Asimismo, alertaron que ante la numerosa salida de niñas, niños y adolescentes que son expuestos a peligros en la ruta solicitarán a las autoridades judiciales de sus países la investigación y condena de organizaciones dedicadas al tráfico de personas. «Solicitamos al gobierno de los Estados Unidos que se sume a la investigación y judicialización de estos casos», demandaron.

Los tres países del llamado Triángulo Norte de recibieron la última semana una sanción de Trump, quien les suspendió ayudas por supuestamente «no hacer nada» para evitar las caravanas migratorias que se han formado desde octubre pasado hacia Estados Unidos.

Trump amenazó además con cerrar esta semana la frontera con México. Y el año pasado desató un escándalo mundial al separar de sus familiares a niños migrantes, muchos de ellos procedentes de estos países centroamericanos.

Los gobiernos de los tres países atribuyen las caravanas a traficantes de personas, aunque los migrantes alegan huir de las condiciones de miseria, la falta de empleo y la violencia que envuelve a sus sociedades.

A la vez, hicieron «un fuerte llamado» a los padres de familia para que eviten exponer a sus hijos a los riesgos «en el trayecto migratorio irregular». «Migrar con menores de edad de manera irregular no garantiza su permanencia en países de tránsito o destino, por el contrario, están sujetos a una deportación», aclararon.

Antes de concluir el comunicado también mostraron su compromiso de propiciar la creación y fortalecimiento de una legislación que combata «frontalmente» los hechos delictivos como la trata de personas y el tráfico ilícito de los pequeños, así como otros delitos asociados con la migración irregular.