Guaidó, inhabilitado: no podrá ser funcionario por 15 años

La Contraloría de Venezuela inhabilitó por quince años en las funciones públicas al jefe parlamentario Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado de Venezuela. El presidente de la Asamblea Nacional no podrá ejercer ningún “cargo público al ciudadano” por incongruencias en sus declaraciones juradas. Guaidó desconoció la sanción alegando que el titular de la Contraloría, Elvis Amoroso, fue designado por la chavista Asamblea Constituyente, que él considera ilegítima.

La Contraloría aclaró que en sus declaraciones patrimoniales Guaidó no justificó gastos realizados en el país y en el extranjero, con fondos supuestamente provenientes del exterior. «Ha realizado más de 91 viajes fuera del territorio con un costo que supera los 310 millones de bolívares (unos 94.000 dólares), sin justificar la fuente de ingreso», subrayó Amoroso.

El ente, que vigila y tiene facultades para sancionar funcionarios del Estado, había anunciado el pasado 11 de febrero la apertura de una investigación contra el legislador por recibir financiamiento internacional. El organismo estimó en 200 millones de bolívares (60.707,60) los gastos de Guaidó por su permanencia en «hoteles de lujo» fuera del país.

Sin referirse a los delitos que se le imputan, Guaidó tildó de «farsa» la inhabilitación pronunciada y dijo que no existe tal cosa porque no hay contralor. «No es contralor. No lo es (…), ni existe una inhabilitación (…). El Parlamento legítimo es el único que puede designar un contralor», aseguró el parlamentario, quien llamó a protestar el próximo sábado por los masivos apagones que golpean al país desde el 7 de marzo.

«Hoy vamos a seguir en las calles implementando nuestra Operación Libertad por el cese de la usurpación», insistió Guaidó en alusión a la demanda de la salida de Nicolás Maduro de la Presidencia del país.

El llamado de Guaidó fue interpretado por el gobierno de Maduro como un “simulacro” de golpe de estado. «Solamente a un psicópata muy escaso, muy precario, se le puede ocurrir convocar un simulacro de homicidio (…) de golpe de Estado», resaltó el ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez.

«¿Cómo van a hacer para quemar los carros que siempre le queman a la gente y para quemar los comercios en forma de simulacro? ¿Van a lanzar serpentinas en lugar de bombas Molotov?», preguntó Rodríguez.

Para ese primer sábado de abril, explicó Guaidó el miércoles, los ciudadanos deberán organizarse en «comités de ayuda y libertad» de civiles, militares, y empleados públicos «con determinación y sentido de urgencia» para «salir pronto de esta tragedia» en que la que, dijo, «ha sumido» el Gobierno de Maduro a Venezuela.