Graves fallas de Mc Donald’s causaron la tragedia de los dos trabajadores

Las autoridades peruanas comprobaron la responsabilidad de la cadena estadounidense McDonald’s en la muerte de los dos trabajadores que fueron electrocutados cuando limpiaban uno de sus locales en el país. La compañía fue sancionada con una multa de 250.000 dólares por haber incurrido en “graves infracciones de seguridad”. El caso de Carlos Campos y Alexandra Porras develó cientas de denuncias por situaciones de precariedad laboral en los locales de comida rápida.

“Hemos encontrado seis infracciones muy graves, una de ellas fue no haber comunicado este hecho oportunamente (la muerte de los dos trabajadores a las autoridades)”, aseguró Juan Carlos Requejo, jefe de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), durante una conferencia de prensa.

En el acta de infracción de Sunafil, se indica que la empresa sabía de los “desperfectos de la expendedora de gaseosas”, la máquina que electrocutó a los jóvenes que habían terminado recientemente la secundaria y trabajaban en el turno nocturno desde hacía seis meses. Su gerente general, José Carlos Andrade, estaba al tanto de la falla de la máquina pero no hizo nada para arreglarla.

La carátula contra la empresa es precisamente por “ la presunta comisión de delitos ante el incumplimiento de las normas de seguridad y salud en el trabajo“.

Entre las infracciones detectadas, los fiscalizadores laborales peruanos señalaron que la empresa “tampoco brindó las condiciones de seguridad en el lugar de trabajo ni en las instalaciones ni en la maquinaria y/o equipos que empleaban, específicamente en la máquina dispensadora de bebidas gaseosas”.

El caso

Los dos trabajadores, un hombre y una mujer de 18 años, fallecieron la madrugada del domingo 15 de diciembre cuando limpiaban la cocina de un local en el distrito limeño de Pueblo Libre.

La policía había declarado el lunes que la muchacha sufrió la descarga eléctrica cuando manipulaba una máquina de gaseosas. Su compañero intentó ayudarla, pero también fue alcanzado por la descarga.

Por otro lado, un informe de la Dirección de Criminalística de la Policía había determinado que los jóvenes no llevaban indumentaria ni equipos de protección personal, lo que podría haber evitado su muerte.

La operadora de la franquicia McDonald’s en Perú admitió el sábado que una máquina expendedora de gaseosas con fallas causó el accidente que le costó la vida a los dos trabajadores. De acuerdo a las pericias electromecánicas solicitadas por el Ministerio Público, la descarga mortal fue generada por una fuga de energía en dicha máquina.