Reflexiones sobre el atentado parisino

Latinoamérica y El Mundo

Los diarios locales se hicieron eco del ataque terrorista, pero también de la polémica por el contexto geopolítico actual. Se trató de una demostración de poder inhumana en medio de una “guerra mundial por partes” pero, ¿por qué nos horrorizamos porque sucedió en Francia y no en Palestina o Siria? La peligrosa relación con las migraciones y el rol de los medios.

Martín Granovsky- Página/12 (Argentina)

Eagle of Death Metal, la banda del Bataclan, tocó el viernes en París como pudo haber tocado en Buenos Aires. Y más de cien seres humanos murieron simplemente porque fueron elegidas como blanco por los terroristas. Pudieron haber sido espectadores en cualquier recital de la Argentina. Y la vida que se le extinguió a quien solo estaba en un bar y no en la guerra pudo haber sido una vida en Palermo, San Telmo o Balvanera.

Cuando actúa el terrorismo en un sentido se aplica la lógica que anida en la famosa frase de El Padrino: “Nada personal”. Es decir, se trató de una demostración de poder y, disculpas, si te tocó te tocó. La causa fundamentalista es tan noble que supera cualquier contigencia accidental. El problema es que las demostraciones de poder crudo, ya sea con blancos seleccionados o con blancos difusos, siempre terminan siendo algo personal. Producen muertos, heridos y mutilados. Ellos y sus familiares tienen nombre y apellido.

En estos casos sucede siempre que muchos se ven tentados a desenmascarar lo que observan como una impostura. El doble patrón de medida consistiría en horrorizarse por crímenes en París y no por asesinatos en Palestina. Entonces el deber ético sería decirlo para desarmar la hipocresía.

Conviene dejar establecido lo obvio. Es evidente que cualquier muerte en París o Nueva York impacta más que una muerte en otras ciudades del mundo. Es evidente que la atención mediática, más allá de cualquier conspiración, se siente atraída por una noticia que pasa automáticamente a ser más conmocionante que cualquier otra. Es evidente que este proceso es el resultado de siglos de dominación de los países centrales, de construcciones imperiales y de un modo patotero de instalar cuáles son los núcleos virtuosos del sistema planetario.

” Es evidente que cualquier muerte en París o Nueva York impacta más que una muerte en otras ciudades del mundo. Es evidente que la atención mediática, más allá de cualquier conspiración, se siente atraída por una noticia que pasa automáticamente a ser más conmocionante que cualquier otra. Es evidente que este proceso es el resultado de siglos de dominación “

Pero el problema es otro. ¿Basta con practicar el análisis de discurso y descubrir la impostura para cambiar el mundo? Haciendo un ranking crítico de supuestas muertes de primera, como las de París o Nueva York, y muertes de segunda como las de cualquier otro sitio, ¿el mundo será mejor?

Y más aún: ¿habrá que arrepentirse de reclamar justicia por la masacre de la AMIA cuando mueren muchos más cada día en Bagdad? ¿Habrá que pedir perdón por recordar a los muertos de Buenos Aires porque es una gran capital y no un suburbio miserable de Gaza?

¿No será mejor tratar de entender, desentrañar las lógicas de poder y sus cambios y, como publicó ayer este diario con la profesora libanesa Hoda Nehmé, acudir a quienes desde dentro mismo del mundo musulmán respetan el sentimiento religioso y a la vez añoran el laicismo, a quienes repudian cada atentado porque los sufren desde hace años mientras critican a los cínicos que producen ciclos de muerte cuando alimentan a presuntos combatientes de la libertad que siempre acabarán siendo monstruos?

¿O acaso se cambia el mundo haciendo galtierismo y pensando que cualquier desafío a Washington es constructivo para que países como los de Sudamérica aumenten su capacidad colectiva de negociación en el mundo?

Por suerte la lógica de medios como Página/12 de la Argentina, Telesur como consorcio latinoamericano o La Jornada de México no informaron con esa lógica. Estos medios no fueron demagogos con un sentimiento primitivo de venganza que es ajeno a la mejor construcción regional ni cayeron en un galtierismo que es, además, ignorante. Supone que hoy el conflicto de Medio Oriente se resume en un Estado de Israel conducido por la ultraderecha agresiva versus los musulmanes. Así, en general. Y a veces “los árabes”, categoría que en su ignorancia llegan a concebir como englobadora de los iraníes, o sea musulmanes no árabes. Entonces, sin pensarlo, el galtierismo razona con la lógica de ojo por ojo diente por diente y talionescamente sonríe con cierto deleite ante los cuerpos descuartizados de París.

” Tal vez sea más útil, como motor ético para pensar críticamente, ponerse en el lugar. En el lugar de los parisinos, en el lugar de los iraquíes que sufrieron los tormentos de Saddam Hussein y los atentados de los últimos años, en el lugar de los sirios que ya tienen su futuro destruido suceda lo que suceda con su presidente, en el de los colombianos o los mexicanos “

El galtierismo ni se preocupa por entender la disputa feroz entre los chiítas iraníes y los sunnitas de Estado Islámico, alimentados éstos durante años por las potencias centrales y por Arabia Saudita como parte de juegos de desequilibrio mutuos en medio de la globalización sin límites.

Y como no se preocupa ni se ocupa, porque entender da trabajo, termina siendo útil a los intereses de quienes dice combatir. También a las proveedoras de combustible del sistema militar norteamericano les resulta rentable la guerra y su despliegue de propaganda binaria. Por ciclos, como decía Nehmé, también a las grandes industrias de servicios de alto nivel tecnológico les sirve una dicotomía sin historia.

Desentrañar un fenómeno de terrorismo y guerra en red articulados con el lavado de los grandes bancos o el contrabando de crudo es imposible construyendo caricaturas. Los estereotipos son buenísimos para Twitter pero horribles para comprender el mundo.

Tal vez sea más útil, como motor ético para pensar críticamente, ponerse en el lugar. En el lugar de los parisinos, en el lugar de los iraquíes que sufrieron los tormentos de Saddam Hussein y los atentados de los últimos años, en el lugar de los sirios que ya tienen su futuro destruido suceda lo que suceda con su presidente, en el de los colombianos o los mexicanos asesinados por cientos de miles con el pretexto de la guerra contra el narcotráfico.

Hagan la prueba y reflexionen a partir de una frase: “Yo pude haber estado ahí”.

Oglis Ramos- Telesur (Venezuela) 

La hipocresía imperialista ante los atentados ejecutados en Francia deja ver claramente como con estos ataques se intenta cambiar el escenario perdido por occidente y sus aliados en el medio oriente.

La opinión pública mundial ha quedado estupefacta, el trabajo de los medios al servicio de esas agencias de inteligencias que hasta ayer se jactaban de informar sobre los avances en la lucha librada contra el Estado Islámico hoy queda al descubierto, a los Estados Unidos y sus aliados pro imperialistas de Europa y el Medio Oriente hoy se les cae las caretas de la falsa bandera usada para combatir al mismo monstruo que les garantizaba el control de los recursos estratégicos y territorios.

La responsabilidad del Gobierno francés en la destrucción que se llevó a cabo en Irak, Libia y Siria hoy se resume en lo que sufre la población civil que está bajo el mando de François Hollande con un gobierno servilmente entreguista a las políticas de los Estados Unidos; ahora el golpe recibido en el corazón de Francia y siendo unas de las potencias europeas que hasta ayer coqueteo con el asesinado líder libio Muamar el Gadafi y que luego se
enseñoreo sobre las ruinas de unos de los países más prominentes del norte de África y así mismo festejo sobre los miles de muertos que dejo esta aventura inhumana, la cual ha causado un desastre humanitario a gran escala. Será la señal para que los países europeos entiendan que productos de sus acciones solo un país sale ganando ante semejantes actos atroces y que no es más que los EE.UU.

” El papel de los medios de información al servicios de estas mismas agencias de inteligencias es gigantesco, mientras la capital del Líbano fue sacudida por atentados solo breves noticias eran difundidas por estos, la red social Facebook también se interesó mucho en solidarizarse con Francia pero desde hace mucho tiempo atrás ha negado en solidarizarse con los países destruidos “

Los ataques en Francia intentan opacar los acuerdos de Viena ya que los esfuerzos realizados por las potencias donde buscan lograr los objetivos para acabar con la guerra civil inducida de la que Francia hizo parte; el gobierno francés al decir “le declaramos la guerra al estado islámico” permite entender lo que ya estaba sobre la mesa y esto es, que nunca habían accionado contra el denominado grupo terrorista que se atribuyó los ataques, es por esto que la doble moral con la que el gobierno francés golpea a su propio pueblo es sin duda alguna un temible experimento de las agencias de inteligencias. Donde estas buscan la aprobación de la opinión pública nacional y mundial que permita tener parte, lo que puedo llamar “muertos por territorio” en fin una nueva colonización.

El papel de los medios de información al servicios de estas mismas agencias de inteligencias es gigantesco, mientras la capital del Líbano fue sacudida por atentados solo breves noticias eran difundidas por estos, la red social Facebook también se interesó mucho en solidarizarse con Francia pero desde hace mucho tiempo atrás ha negado en solidarizarse con los países destruidos por la democracia estadounidense y sus aliados europeos.

Ahora cual será el futuro de miles de inmigrantes que huyen de la guerra y que hoy la democracia europea los intentas detener con alambradas y policías, que futuro les espera luego de una Europa aterrada, será que los gobiernos que hablan de democracia lanzando bombas y destruyendo países tendrán la moral de aceptarlos y no satanizarlos.

Redacción- Prensa Latina (Cuba)

Tras los mortales atentados que asolaron París, corre en Europa el temor de que los hechos se conviertan en justificación para atacar y rechazar a los miles de indocumentados llegados al continente para pedir protección.

Pocas horas después de las agresiones que dejaron al menos 129 muertos y 352 heridos, Polonia expresó su negativa a seguir recibiendo demandantes de asilo como parte del plan de distribución europeo, con el pretexto de que entre ellos pueden venir posibles terroristas.

El ministro de Asuntos Europeos, Konrad Szymanski, reclamó una revisión más profunda de la política europea hacia la crisis migratoria, y señaló que solo aceptarán foráneos si se obtienen garantías de seguridad que no especificó.

De inmediato llegó la reacción del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, quien pidió hoy al continente no mezclar el tema de la crisis de refugiados con los atentados registrados en París, en declaraciones realizadas desde la Cumbre del G-20 en Turquía.

” Tras los mortales atentados que asolaron París, corre en Europa el temor de que los hechos se conviertan en justificación para atacar y rechazar a los miles de indocumentados llegados al continente para pedir protección. Pocas horas después de las agresiones que dejaron al menos 129 muertos y 352 heridos, Polonia expresó su negativa a seguir recibiendo demandantes de asilo “

Los atacantes de París eran criminales, no solicitantes de asilo, afirmó el político luxemburgués en conferencia de prensa desde la ciudad costera de Antalya, donde se desarrolla el cónclave de los países más industrializados del planeta y otros emergentes..

Alemania es el estado europeo que más demandantes de asilo recibe y mientras una parte de la población apoya los esfuerzos para ayudarles, otros cuestionan la acogida.

En una crisis considerada la peor desde la Segunda Guerra Mundial, casi un millón de personas llegaron a Europa este año, la mayor parte familias, hombres, mujeres, jóvenes y niños que huyen de países castigados por las guerras como Siria, Iraq y Afganistán.

Grupos defensores de los derechos humanos aseguran que no se trata de potenciales agresores sino de gente que busca tener la posibilidad de vivir en paz.

Redes sociales como Twitter y Facebook también se hacen eco del asunto y los internautas se suman al llamado a no mezclar refugiado con posible terrorista.

Leer el artículo completo de Telesur aquí

Leer el artículo completo de Prensa Latina aquí

Leer el artículo completo de Página/12 aquí 

La hipocresía imperialista ante los atentados ejecutados en Francia deja ver claramente como con estos ataques se intenta cambiar el escenario perdido por occidente y sus aliados en el medio oriente.  La opinión pública mundial ha quedado estupefacta, el trabajo de los medios al servicio de esas agencias de inteligencias que hasta ayer se jactaban de informar sobre los avances en la lucha librada contra el Estado Islámico hoy queda al descubierto, a los Estados Unidos y sus aliados pro imperialistas de Europa y el Medio Oriente hoy se les cae las caretas de la falsa bandera usada para combatir al mismo monstruo que les garantizaba el control de los recursos estratégicos y territorios.  No cabe duda de que el teatro terrorista montado en Francia tenga un toque de benevolencia por quienes desde las altas esferas planifican como establecer los dominios y ven necesario que sea la población civil la que lleve la peor parte.  Es por esto el interés mostrado por algunos gobiernos en querer derrumbar el éxito con la cual Moscú viene atacando el denominado Estado Islámico y dando resultados certeros. Ahora bien el anuncio de los Estados Unidos en querer colocar militares en el territorio sirio también puede ser aprovechado por las agencias de inteligencias para que los llamados países de la coalición tomen la decisión de ir en contra de los acuerdos de Viena  La responsabilidad del Gobierno francés en la destrucción que se llevó a cabo en Irak, Libia y Siria hoy se resume en lo que sufre la población civil que está bajo el mando de François Hollande con un gobierno servilmente entreguista a las políticas de los Estados Unidos; ahora el golpe recibido en el corazón de Francia y siendo unas de las potencias europeas que hasta ayer coqueteo con el asesinado líder libio Muamar el Gadafi y que luego se enseñoreo sobre las ruinas de unos de los países más prominentes del norte de África y así mismo festejo sobre los miles de muertos que dejo esta aventura inhumana, la cual ha causado un desastre humanitario a gran escala. Será la señal para que los países europeos entiendan que productos de sus acciones solo un país sale ganando ante semejantes actos atroces y que no es más que los EE.UU.  El papel de los servicios de inteligencias franceses es otro elemento que vale la pena hacer énfasis ya que es inconcebible creer como no detectar elementos terroristas alta
mente peligrosos para la sociedad parisina, cuando solo hace meses atrás los lideres habían llorado por los ataques contra la revista satírica Charlie Hebdo; esta acción de los servicios de inteligencias franceses hace pensar que estos al igual que sus homólogos de la CIA permitieron que Francia tuviera su propio 11-S, con la finalidad de que haya una justificación real para colocar tropas extranjeras con basamento legal en siria. Será que Alemania, España e Inglaterra y demás países belicosos están dispuestos a tapar los ojos y oídos de sus centrales de inteligencias para embarcarse en una aventura criminal que signifique contar cadáveres en las calles de Europa  Los ataques en Francia intentan opacar los acuerdos de Viena ya que los esfuerzos realizados por las potencias donde buscan lograr los objetivos para acabar con la guerra civil inducida de la que Francia hizo parte; el gobierno francés al decir “le declaramos la guerra al estado islámico” permite entender lo que ya estaba sobre la mesa y esto es, que nunca habían accionado contra el denominado grupo terrorista que se atribuyó los ataques, es por esto que la doble moral con la que el gobierno francés golpea a su propio pueblo es sin duda alguna un temible experimento de las agencias de inteligencias. Donde estas buscan la aprobación de la opinión pública nacional y mundial que permita tener parte, lo que puedo llamar “muertos por territorio” en fin una nueva colonización.  El papel de los medios de información al servicios de estas mismas agencias de inteligencias es gigantesco, mientras la capital del Líbano fue sacudida por atentados solo breves noticias eran difundidas por estos, la red social Facebook también se interesó mucho en solidarizarse con Francia pero desde hace mucho tiempo atrás ha negado en solidarizarse con los países destruidos por la democracia estadounidense y sus aliados europeos.  Ahora cual será el futuro de miles de inmigrantes que huyen de la guerra y que hoy la democracia europea los intentas detener con alambradas y policías, que futuro les espera luego de una Europa aterrada, será que los gobiernos que hablan de democracia lanzando bombas y destruyendo países tendrán la moral de aceptarlos y no satanizarlos

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/opinion/Francia-una-masacre-permitida-20151115-0015.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net