Golpe en Bolivia: Morales conformará una Comisión de la Verdad y Añez recibió la venia de Estados Unidos

El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, anunció que creará una Comisión de la Verdad con personalidades internacionales para que verifiquen si existió o no fraude en el proceso electoral del 20 de octubre. Desde su exilio en México, Morales destacó dos informes técnicos “de instituciones serias” que lo dan ganador en primera vuelta. En tanto que Estados Unidos formalizó su apoyo a Jeanine Añez y promovió la proscripción de Morales.

El expresidente no dio más detalles sobre quiénes serán los integrantes de la futura Comisión. Uno de los estudios a los que hace referencia es el del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés) que publicó un documento titulado «¿Qué sucedió en el recuento de votos de las elecciones de Bolivia de 2019?». Este desmiente el informe preliminar publicado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y agrega que este organismo no pudo demostrar demostrar «irregularidades sistemáticas o extendidas en las elecciones del 20 de octubre».

En una conferencia de prensa, Morales denunció luego a las nuevas autoridades por «crear un montaje» al acusarlo de organizar desde México bloqueos para impedir que llegue alimento a las ciudades.

«Los que tienen que estar preocupados por la Corte Penal Internacional son (la autoproclamada presidenta interina Jeanine) Áñez y (el ministro de Gobierno Arturo) Murillo, por los crímenes de lesa humanidad que están cometiendo al ordenar a los militares a asesinar a mis hermanas y hermanos, tratando de cubrir estos delitos con un decreto ilegal«, manifestó.

Añez recibió el aval de Estados Unidos

Mientras tanto, En La Paz, Áñez anunció este miércoles que convocará en las próximas horas a elecciones generales y al poco tiempo recibió el aval de Estados Unidos, que sugirió que Morales debería permanecer al margen en las próximas elecciones en el país andino, que Washington dijo que deberían ser «libres, justas e inclusivas».

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, prometió el apoyo de su país a Añez . «Aquellos que participaron en las escandalosas irregularidades y la manipulación de los votos en las fallidas elecciones del 20 de octubre deben, por el bien de Bolivia, hacerse a un lado y dejar que los bolivianos reconstruyan sus instituciones«, agregó al promover la proscripción de Morales, algo que Añez ya anunció que implementaría.