Gobernadores contra Bolsonaro por no querer tomar medidas contra el coronavirus

En un gesto claro de distanciamiento político, los 27 gobernadores de Brasil planean reunirse entre ellos para determinar el rumbo político que debe tomar el país luego de la crisis abierta por el presidente Jair Bolsonaro, que se opone a las medidas de restricciones de circulación y actividad económica por la pandemia de coronavirus.

«La reunión ocurre dada la gravedad de la situación del país y el comportamiento del presidente de la República», explicó el gobernador de San Pablo, Joao Doria.

Dos aliados claves de Bolsonaro, los gobernadores de Goiás, Rolando Caiado, y de Santa Catarina, Carlos Moisés Da Silva, le quitaron el apoyo al presidente y adoptaron medidas para combatir el coronavirus en sus estados.

Bolsonaro, que pidió el cese de las acciones contra el coronavirus para impedir una crisis económica, se enojó durante un diálogo que mantuvo con cuatro gobernadores del sudeste (San Pablo, Río de Janeiro, Espirito Santo y Minas Gerais).

Según las imágenes del encuentro, irritado y fuera de sí, Bolsonaro acusó a Doria y al de Río, Wilson Witzel, de buscar posicionarse para 2022. Les recordó que ambos en 2018 se eligieron contra candidatos de izquierda o centro con un discurso de derecha apoyando a Bolsonaro como presidente.

El gobernador Doria es del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el suyo es el estado con más muertos, 40 de los 46 informados oficialmente. El gobernador de Goiás, por su parte, decidió romper con el mandatario. Caiado pertenece al derechista Demócratas y es el padrino político del ministro de Salud, Luiz Mandetta, afiliado a esa fuerza.