Fusiones y recortes, el plan de ajuste del Estado que prepara Bolsonaro

A pesar de que Jair Bolsonaro todavía no asumió la Presidencia, sus colaboradores ya adelantaron cuáles son los planes del ultraderechista para Brasil: un marco de plan de reducción de gastos del Estado que incluye el recorte de 29 a 15 ministerios y la combinación de Agricultura y Medio Ambiente, además de un superministerio de Economía.

El diputado Ónix Lorenzoni, uno de los principales colaboradores de Bolsonaro y ya confirmado como futuro ministro de la Presidencia, anunció hoy la fusión de ambas carteras, criticada de inmediato por organizaciones ecologistas. La decisión fue cuestionada incluso por el actual ministro de Medio Ambiente de Brasil, Edson Duarte. “El nuevo ministerio que surgiría con la fusión de ambas carteras tendría dificultades operacionales que podrían resultar en daños para ambas agendas”, afirmó Duarte en un comunicado oficial.

Las organizaciones ecologistas y Duarte manifestaron su alerta y destacaron que el ministerio responsable por incentivar la agricultura y la pecuaria será el mismo encargado de conceder licencias ambientales para la producción en áreas de preservación. Además de esa contradicción, recordaron las declaraciones de Bolsonaro en contra del Acuerdo de París contra el cambio climático que pone en en riesgo la supervivencia de la selva amazónica. “Brasil es el país más diverso del mundo, tiene la mayor selva tropical y el 12 % del agua dulce del planeta, y tiene toda la condición de estar al frente del cambio global, más sólido cada día, hacia una economía sostenible”, subrayó Duarte.

El plan de ajuste de Bolsonaro no queda ahí porque, según aseguró Lorenzoni se decidió crear un superministerio de Economía, bajo el mando del ultraliberal Paulo Guedes, que incluirá los actuales ministerios de Hacienda, Planificación e Industria y Comercio Exterior. Lorenzoni no aclaró cuáles serán las otras carteras que sufrirán recortes.

También circularon los primeros nombres de su equipo de Gabinete, en el que se destaca el de Sergio Moro, el juez que envió a prisión al ex presidente Lula Da Silva a 12 años y medio de prisión sin pruebas concretas. “En caso de que sea efectuada oportunamente la invitación, será objeto de ponderada discusión y reflexión”, afirmó Moro, responsable de la operación Lava Jato y de la condena al exmandatario.