Fuga masiva de presos en Brasil por el coronavirus

Miles de presos se rebelaron y fugaron de varias cárceles en el interior de San Pablo después de que las autoridades suspendieran el régimen de salidas temporarias de los reclusos para evitar la propagación del coronavirus. Se calcula que escaparon al menos 1350 reclusos. 

La Secretaría de Administración Penitenciaria (SAP) de San Pablo informó en un comunicado que estaban en curso “actos de insubordinación” en al menos cuatro centros de detención de régimen semiabierto, en respuesta a la decisión de suspender una de las salidas temporarias a las que tienen derecho los reclusos. 

Las autoridades cancelaron el beneficio, que se iniciaría el martes, “porque contemplaría a más de 34.000 sentenciados del régimen semi-abierto que, al retornar a la prisión, tendrían un elevado potencial para instalar y propagar el coronavirus en una población vulnerable”, añadió la SAP. 

La institución afirmó que todavía estaba intentando determinar “el número exacto” de fugitivos. Los medios locales afirmaron, citando fuentes policiales, que “centenares” huyeron de los diferentes centros del estado.

Los presos que cumplen su pena en régimen semiabierto en Brasil tienen derecho a salir de la cárcel durante el día para trabajar y estudiar, y pueden realizar hasta cinco salidas temporarias por año, cada una de siete días. 

Brasil, con 210 millones de habitantes, lleva hasta el momento 234 casos confirmados de coronavirus (ninguno letal), 152 de ellos en el estado de San Pablo, el más poblado del país. 

Como parte de las medidas anunciadas para contener la propagación del virus entre la población más vulnerable, el gobierno federal suspendió las visitas en las cinco cárceles federales de máxima seguridad.