Francia Márquez arrancó su gira con un encuentro con Lula: seguirá por Chile, Argentina y Bolivia

Francia Márquez, la vicepresidenta electa que desde el 7 de agosto conducirá junto a Gustavo Petro el primer gobierno progresista de Colombia, comenzó su gira por América Latina con una reunión en San Pablo con el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. “Queremos establecer un diálogo fraterno con líderes políticos y sociales en temas de paz, Igualdad, cambio climático y justicia racial en la región”, sostuvo la vicepresidente electa que también visitará Chile, Argentina y Bolivia.

“Hoy estuve con la vicepresidenta electa de Colombia, Francia Márquez, conversando sobre América del Sur y el combate al hambre y al racismo en nuestros países; deseé buena suerte a su Gobierno y al de Gustavo Petro”, expresó el candidato a presidente. 

Márquez, la primera afrodescendiente y la segunda mujer en ocupar la Vicepresidencia de Colombia, comenzó hoy una gira por cuatro países de la región “para buscar consensos, diálogo y sumar apoyos al programa político nacional que busca fortalecer la implementación de la paz en el país y en la región, y la protección del medio ambiente, entre otros temas”.

“Como vicepresidenta electa, hoy iniciamos nuestra gira por América Latina. Empezando desde Brasil, hacia Chile, Argentina y Bolivia; queremos establecer un diálogo fraterno con líderes políticos y sociales en temas de paz, Igualdad, cambio climático y justicia racial en la región”, escribió Márquez en Twitter.

El encuentro con Lula tuvo lugar en la sede de la Fundación Perseu Abramo, laboratorio de ideas del Partido de los Trabajadores (PT), y fue a puerta cerrada, aunque al término del mismo se permitió a los medios de comunicación tomar imágenes.

“¡Viva Lula!”, exclamó Márquez mientras elevaba la mano del líder progresista brasileño, favorito para los comicios presidenciales del próximo 2 de octubre y que tendrá como máximo rival al actual gobernante del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Antes de reunirse con Lula tuvo reuniones con las exministras brasileñas Nilma Lino Gomes (Igualdad Racial), Eleonora Menicucci (Secretaría de Política para Mujeres) y Tereza Capello (Desarrollo Social).

Márquez también se encontró con representantes del movimiento negro brasileño, procedentes de diversas entidades sindicales y de la sociedad civil.