Fin de año en Copacabana: la Justicia prohibió un show gospel

Una jueza de Río de Janeiro ordenó el jueves cancelar un show gospel programado para los festejos de fin de año en la playa de Copacabana. De acuerdo a la magistrada, la presentación violaba “la laicidad del Estado y la garantía de libertad religiosa” porque el evento había sido organizado por el municipio.

La inserción de un show de música gospel, vinculada a las religiones cristianas evangélicas, había sido pedido por el alcalde evangélico Marcelo Crivella -un exobispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) y él mismo un cantante gospel.

La cantante Anayle Sullivan debía abrir la noche de espectáculos musicales en el escenario principal de los festejos, frente al hotel Copacabana Palace, antes de otros artistas de gran popularidad como Diogo Nogueira, Ferrugem, Dj Marlboro y la batería de percusión de la escola de samba Mangueira.

Pero la jueza aceptó un pedido de la Asociación Brasileña de Ateos y Agnósticos (ATEA) y suspendió la presentación. «Es deber del Estado conservar una posición de neutralidad en lo que atañe a las diferentes religiones, sin privilegiar o desfavorecer cualquiera de ellas», subrayó la magistrada.

Crivella, que buscará la reelección en las municipales de 2020, fue acusado en otras ocasiones de tomar decisiones de gobierno siguiendo sus convicciones religiosas, como cuando ordenó la retirada de un cómic de Marvel que mostraba un beso gay de las estanterías de la Feria del Libro de Rio de Janeiro, medida que fue revertida luego por la corte suprema.