“Exigimos la devolución de nuestro patrimonio cultural ancestral”, mapuches contra las centrales hidroeléctricas

Un grupo de mapuches tomaron un predio en la comuna de Río Bueno, comprado por la empresa noruega Statkraft, que busca establecer tres proyectos hidroeléctricos en la zona. Los mapuches denuncian “la invasión extranjera” del Estado noruego en el territorio Mapuche, donde se ubica su Etuwe (cementerio). Alertaron que las obras hídricas representan para ellos «un saqueo en territorio de alta significación cultural», en tanto inundaría gran parte de su patrimonio.

“Denunciamos públicamente a la empresa Noruega STATKRAFT y al Estado chileno por la profanación y usurpación de nuestros Eltuwe (cementerio), extrayendo patrimonio arqueológico pre-hispánico de la Nación Pueblo Mapuche”, destacaron en un comunicado. En la zona, la compañía busca construir tres centrales hidroeléctricas en Los Lagos, Osorno y Rucatayo.

El área inundada incorporará una variedad de lugares sagrados que son vitales para la cultura mapuche y su historia. Desde el Observatorio Ciudadano y comunidades de la zona aseguran que inundará un sitio arqueológico, por lo que piden revocar su Resolución de Calificación Ambiental (RCA). “Dejamos en claro que no negociaremos nuestra espiritualidad, cultura y territorio. Frente a esto ejerceremos nuestros derechos políticos y territoriales”, ratificaron los mapuches.

Si bien la toma ocurrió esta semana, el conflicto data de octubre del año pasado, cuando se anunció la construcción. En ese momento, también tomaron el predio. Según indicó el abogado del Observatorio Ciudadano y patrocinante de comunidades indígenas en la zona, Felipe Guerra, el actual proyecto afectaría directamente a sitios con vestigios arqueológicos mapuches, sin que la empresa haya explicado a la fecha un plan de rescate.

Al respecto, desde la empresa llamaron a la comunidad a la tranquilidad, asegurando que inserto en el RCA se encuentran establecidas “medidas adecuadas para hacerse cargo de la alteración de dos sitios arqueológicos encontrados en el área de influencia del proyecto”, que incluyen una red de pozos de sondeo y se compromete a acreditar y aprobar el rescate arqueológico del sitio.

“Exigimos el retiro inmediato de la empresa estatal Noruega del territorio y la devolución íntegra de nuestro patrimonio cultural ancestral. Así mismo increpamos al Estado de Chile y al Consejo de monumentos nacionales por ser los directo responsables de autorizar a la empresa noruega para consumar el saqueo en territorio de alta significación cultural para nuestro pueblo mapuche Williche”, respondieron los mapuches en un comunicado tras tomar el predio.

El gobierno ya prepara el desalojo de la comunidad. El intendente César Asenjo -representante del Ejecutivo en la Región- detalló que pidieron a la empresa Statkraft «que solicite al Ministerio Público mayor cantidad de acciones referidas a la formalización, para que el tribunal en lo más inmediato posible pueda decretar el desalojo».

«CON EL VALOR DEL TOKI KALFULIKAN Y LA FUERZA DEL NGEN MAPU KINTUANTE ¡FUERA HIDROELÉCTRICAS DEL RÍO PILMAIKEN! ¡KINTUANTE NO SE VENDE, KINTUANTE SE DEFIENDE!», le respondieron los mapuches.