Evo podrá ir por su cuarto mandato, el TSE permitió que sea candidato

El tribunal electoral boliviano (TSE) dio luz verde a una nueva candidatura del presidente Evo Morales a un cuarto mandato. El tribunal, que se apoyó en un fallo previo del Tribunal Constitucional, aprobó su fórmula por el MAS con el actual vicepresidente Álvaro García Linera para las elecciones primarias del 27 de enero, las primeras en la historia del país.

“En lo constitucional, institucional y legal el tema está absolutamente cerrado” ratificó el analista y exministro de Autonomías Hugo Siles. La resolución del TSE, que dejó de lado las presiones de quienes repudiaban la presentación de Morales, llegó sobre el filo del plazo estipulado porque el sábado era el último día para expedirse sobre el tema. Además del binomio del MAS que lidera el actual mandatario, se aprobaron otras ocho candidaturas por parte de la oposición.

El aval para los actuales mandatarios se produce dos días antes de la llegada prevista este próximo jueves a La Paz de marchas de la oposición desde varios puntos del país que piden que se respete el límite constitucional de solo dos mandatos consecutivos. Siles calificó de “juego de palabras” y “manifestaciones demagógicas” a aquellas declaraciones que consideraron que con esta acción del TSE se acabó la democracia y se inició una dictadura en el país.

Morales, el presidente que logró ubicar a Bolivia como el país de América Latina que más crecimiento económico registró en los últimos años, había sido habilitado por la Corte a su reelección para un nuevo período 2020-2025 por entender que era su derecho humano ser elegido sin limitaciones. Este otro fallo se dictó un año después del revés del oficialismo en el referéndum de 2016, en una campaña plagada de noticias falsas sobre la existencia de un hijo no reconocido del presidente, algo que luego se demostró falso.

Al referirse a ese plebiscito, García Linera resaltó hoy que no fue buena idea anticipar esa consulta en 2016 y que habría que haber dilatado un poco más el referéndum. “Lo ideal hubiera sido, en estas fechas, 2019 donde uno puede evaluar si hicimos bien, o hicimos mal las cosas, recién ese momento decirles a los bolivianos ¿qué les parece si nos vamos a una nueva reelección?. Durante estos cuatro años ha surgido una votación contraria que ha ganado con el 1%, en verdad Bolivia se dividió. El 21F, Bolivia, la mitad votó sí y la otra mitad votó no, esa es la realidad técnica”, señaló García Linera.

La habilitación de Morales se produce junto a otras como la del candidato por la alianza Comunidad Ciudadana, el expresidente boliviano Carlos Mesa, que definió la decisión del tribunal como una “acción sumisa” ante el Gobierno boliviano, al que calificó de “autoritario” en un mensaje en Twitter.

Otras de las candidaturas habilitadas son las de los también expresidentes bolivianos Jaime Paz Zamora, por el Partido Demócrata Cristiano, y Víctor Hugo Cárdenas, por Unidad Cívica Solidaridad.