Evo Morales volverá a Bolivia el 9 de noviembre y realizará una caravana para celebrar su regreso

El expresidente Evo Morales volverá a Bolivia el próximo lunes, un día después de la asunción de Luis Arce, y desde allí realizará una caravana por todo el país para celebrar su regreso, a casi un año de su salida tras el golpe de Estado. El exmandatario realizará un recorrido de tres días por Villazón, Chimoré, Potosí, Oruro y Cochabamba. Sobre sus planes a su regreso, Morales sostuvo que se instalará en esta última región para retomar el activismo sindical en el que se inició en los años 1980 hasta llegar a la presidencia en 2006.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Municipios de Bolivia (FAM), Alvaro Ruíz, fue el primero en develar la fecha, que ya venía adelantando el líder del MAS desde Argentina y que luego confirmó su equipo de prensa en Buenos Aires.

“Hay varias propuestas; los movimientos sociales van debatiendo y posiblemente mi regreso sea el día 9, desde la Quiaca a Villazón”, había dicho Morales el martes pasado en el programa especial de homenaje al expresidente Néstor Kirchner emitido a través del Face Live del Frente de Todos.

La posibilidad de que Morales regrese a Bolivia el 9 había sido anticipada también la semana pasada por el senador boliviano Andrónico Rodríguez, quien es señalado como probable candidato a presidir la cámara alta.

En una entrevista televisiva, Rodríguez, senador electo por el MAS, indicó que la intención de Morales es llegar a Cochabamba el 11 de noviembre, cuando se cumpla un año exacto de su renuncia a la presidencia, tras semanas de violencia y después de que el comandante general de las FF.AA. le reclamara la dimisión.

El mandatario llegará primero a la ciudad de Villazón, en la frontera con La Quiaca, y recorrerá desde allí varias regiones del país andino. “Tras arribar a esa población, y una vez que termine el acto de recepción, el exmandatario viajará en caravana de vehículos por rutas y pueblos de Potosí, Oruro y Cochabamba, hasta llegar a Chimoré el 11 de noviembre”, puntualizó luego el equipo de prensa del exmandatario.

Se instalará allí, en Chimoré, en el mismo lugar desde el cual viajó el 11 de noviembre pasado hacia el exilio en México y posteriormente a Argentina. Según aseguró, no tendrá un rol activo en el gobierno de Arce, aunque lo apoyará junto a los movimientos sociales. 

“Luego de la posesión del nuevo Gobierno con el equipo de confianza que elija el presidente, Luis Arce, nuestra tarea será apoyarlo con los movimientos sociales para enfrentar la crisis en Bolivia con el modelo económico, político y social que eligió el pueblo”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

“(Estaré) en la zona del Trópico de Cochabamba, junto a los movimientos sociales y al MAS (Movimiento al Socialismo). Vamos a cuidar, a defender nuestro proceso, vamos a acompañar a Lucho (Luis Arce), por supuesto, somos militantes. Vamos a cuidar nuestros principios ideológicos, también los programas sociales para bien de todo el pueblo boliviano”, agregó.