Evo Morales: “Luis Almagro debe renunciar, sus manos están manchadas de sangre de bolivianos y bolivianas”

En línea con los pedidos del Grupo de Puebla y del presidente electo de Bolivia, Luis Arce; Evo Morales reclamó que “nunca más” haya un Luis Almagro en la la Organización de los Estados Americanos (OEA). El expresidente volvió a referirse al rol que cumplió el uruguayo en la insurrección que culminó en un golpe de Estado en su contra. “Debe renunciar, sus manos están manchadas de sangre de bolivianos y bolivianas”, enfatizó. 

El exdirigente cocalero brindó un conferencia de prensa desde la sede de ATE en la ciudad de Buenos Aires tras el triunfo electoral del domingo pasado de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), en la fórmula que encabezó Luis Arce. Morales insistió en que no estaba quejándose por él sino por “el pueblo boliviano”. De todas formas, se definió también a sí mismo como “una víctima de Luis Almagro”. 

En el caso de que Almagro no renuncie, Morales dijo que solicitará a los miembros de la Organización de Estados Americanos “que inicien los trámites para su destitución, porque ha ocasionado un daño irreparable al pueblo boliviano, a las misiones de observación electoral y a la propia OEA”.

Además, anticipó que lo denunciará a él y al encargado de la misión electoral de 2019, el excanciller de Costa Rica Manuel González, ante la Corte Penal Internacional (CPI), por haber respaldado el informe “que ha derivado en masivas violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad” en Bolivia.

“No estamos mintiendo -agregó-, desde el primer momento dijimos ‘no hubo fraude'”. “Cómo yo voy a estar pidiendo a los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que me ayuden a ganar”, preguntó retóricamente y sugirió que los que “saben hacer fraude” son los que forzaron su salida.

“Uno de los responsables de la masacre es justamente (el candidato que obtuvo el segundo puesto en las elecciones del pasado domingo) Carlos Mesa”, que “al día siguiente (de las elecciones) llamó a movilizarse”, añadió.

Respecto al informe que recientemente corroboró las semejanzas entre las actas tildadas de fraudulentas por la OEA en 2019 y las de 2020, denunció que la organización “sustentó la maquinaria del golpe de Estado” porque su documento “no demostraba que hubiera existido fraude alguno”. 

Morales citó un informe del Centro Estratégico latinoamericano de Geopolítica (CELAG), difundido este miércoles, que comparó las votaciones de 2019 y 2020 en 86 recintos electorales donde la OEA había señalado irregularidades y aseguró que los resultados fueron similares. “El CELAG demuestra el criminal comportamiento de Luis Almagro que contribuyó a socavar la libre soberanía del pueblo boliviano”, advirtió.