Estudiantes uruguayos organizaron una masiva protesta contra la reforma educativa de Lacalle Pou

Cientos de estudiantes de educación secundaria salieron en las últimas horas a las calles de Montevideo y realizaron un paro de 24 horas para manifestar su rechazo a la reforma educativa impulsada por el Gobierno de Luis Lacalle Pou. Según los colectivos, la ley implica un grave ajuste para el sector y limita su derecho de elección a orientaciones específicas.

Los estudiantes marcharon para exigir que se garanticen sus derechos. Resaltaron, puntualmente, que una educación “de calidad y popular” es fundamental para el país. “La iniciativa, sin embargo, es neoliberal y mercantilizadora“, cuestionaron. 

Frente al Consejo Directivo Central (Codicen), los manifestantes expresaron su “preocupación y más profundo rechazo” al proyecto, que pretende modificar la diversificación de las opciones de bachillerato hasta ahora existentes, implementando uno común con la posibilidad de elegir opciones en sexto año.

Según lo que adelantó el presidente de ese organismo, Rober Silva, se instaurarán tres diversificaciones: ciencias médicas, ingeniería y tecnología pero quedarían afuera las opciones humanísticas y artísticas.

Asimismo, exigieron un mayor presupuesto en materia de educación y denunciaron grandes recortes de fondos desde 1985.

Los colectivos que convocaron la marcha exigieron, a su vez, un presupuesto “digno”.

Varios medios locales sostienen que el presupuesto en educación se redujo en un punto porcentual del PBI en 2021, el mayor recorte desde la llamada “recuperación democrática” de Uruguay.

A mediados de agosto, cientos de estudiantes rechazaron los planes de recorte presupuestario del Gobierno, que sustrajo cinco millones de dólares de los programas de alimentación escolar durante los últimos 18 meses.