“Esta ola reaccionaria va a fracasar”

Uruguay

El ex mandatario de Uruguay, José “Pepe” Mujica, compartió cómo fue su encuentro con Lula da Silva, en la prisión de Curitiba, y analizó el presente de la región. “La Argentino no está fundida pero está jodida”, opinó el uruguayo y reconoció que el endeudamiento pactado con el Fondo Monetario es lo que más le asusta. “La historia se repite”, se lamentó.

“Temperamento jocoso y pensamiento trágico”, esa fue la impresión que se llevó el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, luego de visitar a Lula Da Silva en la cárcel de Curitiba donde el ex mandatario brasileño continúa detenido a pesar de una orden judicial que ordenó su “inmediata liberación”. Además de enviarle un abrazo de “compañero y viejo luchador” a Lula, Mujica analizó el presente político de la región: “Tengo una interpretación pendular de la historia, una constante oscilación entre visiones conservadores y humanistas. Y este debate es permanente, esta ola reaccionaria va a fracasar, nunca va a triunfar definitivamente porque la nuestra tampoco triunfará definitivamente”.

Pepe Mujica compartió sus opiniones desde su humilde chacra en las afueras de Montevideo, Uruguay. Desde allí contó que lo vio bien a Lula, aunque más delgado y “siempre con su temperamento jocoso”. Dijo que el ex presidente brasileño está “horrorizado” por lo que está pasando en su país, como las reformas laborales, que atrasan la legislación a la década del 30.

“Todo este episodio es parte de un proyecto para crear condiciones de tal manera que si un día vuelven los progresistas al gobierno de Brasil se encuentren prácticamente maniatados por compromisos establecidos a largo plazo”, opinó Mujica en relación a la llegada de Michel Temer al poder, al ser entrevistado por Nicolás Trotta para el programa Latinoamérica Piensa (sábado, a las 23, por América24).

El uruguayo contó que las condiciones en la que pasa el encierro Lula son dignas, en una cárcel que consideró como “muy moderna”, con una celda amplia y que no tiene “nada de parecido” con los años que Mujica pasó encerrado en un calabozo. “Los hombres y las mujeres podemos tener preso el cuerpo pero la causa de los hombres y las mujeres que luchan nunca están presas. Lula son todos”, fue el mensaje que Mujica dirigió al campamento que se montó afuera del penal en solidaridad con el ex presidente braileño.

Mujica le envió a Lula “un abrazo de compañero, de un viejo luchador que es tu amigo en despuntar los sueños de una América que tiene todavía deudas sociales y que no está todavía junta”.

Para el ex presidente uruguayo, ningún análisis de la región puede omitir cómo se reparte la riqueza pública en la sociedad. “Se incrementan la cantidad de consumidores pero no la misma cantidad de ciudadanos que se den cuenta el drama que viven”, opinó sobre la cultura que genera el sistema y que es “funcional”. “El ciudadano aspira a tener más y cree que eso tiene una respuesta de cambio, sueña que es un cambio para más porque está embebido de esa cultura consumista y se terminan tragando las pastilla”, ironizó el uruguayo.

Mujica también hizo un análisis de la Argentina. “Cuando a la Argentina le va mal a nosotros nos termina golpeando fuerte. Lo que más me asusta es el endeudamiento porque después hay que pagar y sé lo que pasa. La historia se repite”, se lamentó el ex presidente en referencia al acuerdo pautado por el gobierno de Cambiemos con el Fondo Monetario. “La Argentino no está fundida. Está jodida, pero no fundida porque después reflota. Tiene la desgracia de tener demasiados recursos naturales y cae en el despilfarro, pero es mi pueblo y me duele”, dijo finalmente Pepe Mujica.