Escándalo en el Senado de Brasil: un exgobernador vinculó a Bolsonaro con el crimen de Marielle Franco

Una acusación inesperada en medio del proceso de investigación por la actuación del Gobierno en la pandemia causó conmoción en Brasil. El exgobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, aseguró que el presidente Jair Bolsonaro y el exministro de justicia, Sergio Moro, impulsaron su destitución luego de que la Policía de investigaciones encontrara nexos entre la familia del mandatario y los detenidos por matar a balazos en 2018 a la concejala Marielle Franco.

Esta no es la primera vez que se vincula a Bolsonaro y a su familia con el asesinato de Marielle. La Policía había ligado al presunto ideólogo del crimen, Adriano Magalhães da Nobrega, con un exasesor del hoy senador Flávio Bolsonaro, hijo mayor del presidente de Brasil. 

Witzel contó ahora que tanto Bolsonaro como Moro directamente amenazaron a un testigo clave que vinculó a la familia del presidente con los sicarios que mataron a Franco.

“Tengo un hecho gravísimo para revelar (sobre el presidente), pero debo juntar los datos y debe ser ante una sesión secreta de esta comisión”, dijo ante la comisión parlamentaria de investigación (CPI) del Senado el exgobernador, un exjuez aliado de Bolsonaro y de la ultraderecha evangélica que venció sorpresivamente en la gobernación de Río en las elecciones de 2018.

Acto seguido, el exgobernador, quien tenía un hábeas corpus a su favor para no responder en su contra y poder ser detenido por falso testimonio, dijo: “Después de que la policía de Río detuvo a los dos asesinos del caso Marielle, Bolsonaro me dejó de hablar”.

En el testimonio de más alta temperatura de la sesión de la comisión investigadora del Senado, vinculó a Bolsonaro con los asesinos de Marielle Franco, el crimen político más importante de los últimos años en Brasil, y afirmó que Moro actuó como ministro de Justicia para presionar al testigo clave, un portero.

El exgobernador dijo que el exjuez Moro, que fue ministro de Justicia de Bolsonaro entre enero de 2019 y mayo de 2020, un día en una reunión le dijo: “Mi jefe dice que no habrá más relación si usted quiere ser presidente en 2022”.

Según la investigación, los dos presos confesos -expolicías- de matar a Marielle Franco y su chofer Anderson Gomes en marzo de 2018 salieron para cometer el magnicidio del condominio de casas Vivendas da Barra, donde vive Bolsonaro, en el barrio carioca de Barra da Tijuca.

En octubre de 2019, con el presidente en Qatar durante una gira, la Policía Civil (investigaciones) de Rio realizó un allanamiento en el barrio cerrado.

El portero del lugar había declarado que los asesinos entraron allí y pidieron hablar con el entonces diputado federal Bolsonaro (marzo de 2018) horas antes de salir a ejecutar a Marielle.

El entonces ministro Moro lamentablemente, en forma criminal, pide la causa en la que declara el portero por tener importancia de seguridad nacional. El portero es intimado a declarar a la Policía Federal, lo acusan de falso testimonio. ¿Qué ocurrió después? El portero dijo que se equivocó, que anotó mal en su cuaderno de entradas y salidas del barrio cerrado”, afirmó Witzel.

Quién es Witzel

Witzel fue destituido por fraudes en la contratación de equipamiento de hospitales de campaña por el Supremo Tribunal de Justicia de Brasil y, como exaliado, se reconvirtió en un férreo opositor al bolsonarismo.

El exgobernador sostuvo -a los gritos- que Bolsonaro abandonó a los estados y municipios para equiparse contra la pandemia y que el hijo del presidente, el senador Flavio Bolsonaro, lo acusó de tener las “manos sucias de sangre” por haber desviado dinero de la salud para combatir la pandemia.

En contexto

La comisión parlamentaria de investigación destapó varios escándalos vinculando la actuación del Gobierno en la pandemia, como la prioridad dada al remedio antipalúdico cloroquina por sobre las vacunas, colocando una mentirosa prevención con el objetivo de que la población saliera a las calles y violara las cuarentenas decretadas por intendentes y gobernadores.

En el centro de la investigación está el exministro de Salud Eduardo Pazuello, general en actividad quien hoy es subsecretario de Estudios Estratégicos de la Presidencia y trabaja al lado del presidente.

En ese marco, un documento desclasificado del Palacio de Itamaraty en poder de la comisión parlamentaria indicó que Pazuello le dijo en un cable a la OMS que los contagios en 2020 se habían reducido 70% a causa del éxito de la cloroquina, sin presentar evidencia científica.

La comisión también investiga en estos días la creación de un gabinete paralelo de médicos y sanitaristas negacionistas y antivacunas que fueron financiados por empresarios bolsonaristas.