“Esas armas serán apuntadas contra las mujeres”, la advertencia de la diputada insultada por Bolsonaro

La diputada del PT María do Rosario, a quien Jair Bolsonaro le dijo que no merecía ser violada, advirtió sobre la nueva escalada de violencia que se puede desatar con la victoria en segunda vuelta del candidato del Partido Social Liberal. El temor de Do Rosario, agredida en 2003 en la Cámara de Diputados por el ex militar, es que sus discursos misóginos legitimen y promuevan acciones concretas contra las mujeres.

“Con lo que nos ocurre como mujeres, con lo que ocurrió conmigo (…), nuestra preocupación es que haya legitimidad para más violencia si gana Bolsonaro”, manifestó la legisladora, quien también fue ministra de Derechos Humanos entre 2011 y 2014.

Quince años atrás, el ahora candidato del PSOL, quien obtuvo el 46,01 por ciento en la primera vuelta electoral, le había dicho en una fuerte discusión: “Nunca te violaría, porque no lo mereces”. Fue al margen del debate de un proyecto de ley para castigar a menores infractores después de una brutal agresión de adolescentes contra una pareja.

El excapitán del Ejército alegó posteriormente que había reaccionado después que la legisladora lo tratara de “violador”. Pero en 2014, reincidió y dijo que Rosario “no merecería ser violada porque es muy mala, muy fea”.

Según la ONG Foro Brasileño para la Seguridad Pública, en 2017 se cometieron 4.473 asesinatos de mujeres y 60.018 violaciones, un 6% y un 8% más que en 2016. Imagínense si esa violencia fuera promovida institucionalmente”, advirtió María do Rosario, quien opinó sobre el discurso de Bolsonaro:”se basa en que es posible enfrentar la violencia con más violencia, dando un arma a cada ciudadano. Esas armas, sabemos que serán apuntadas primero hacia las mujeres, hacia los negros, hacia los gays, hacia las lesbianas”, agregó la diputada de 51 años que acaba de ser reelecta.

La diputada afirmó que confía en la victoria de Fernando Haddad, quien representa al PT ante la proscripción del ex presidente Lula Da Silva, y destacó que la segunda vuelta es ante todo una batalla entre “los defensores de dignidad y los de la inmoralidad”.

“El PT, como partido, tiene integrantes que se equivocaron. Todos los partidos tienen integrantes que se equivocaron. Pero le voy a decir una cosa: el PT nunca fue responsable de la tortura, de la muerte y de la destrucción de cualquier brasileño”, señaló, en referencia a la defensa que Bolsonaro hace de la dictadura militar (1964-85).