El Mercosur, siempre bajo ataque

Latinoamérica

Florisvaldo Fier, Alto Representante General del Mercosur y fundador del PT en Brasil, afirma que el Mercosur sufre los mismos ataques desde que fundó la idea de dar una respuesta de integración comercial a los países sudamericanos contra la hegemonía de Estados Unidos. Son los mismos de siempre los que están en contra del proyecto: los teóricos del desarrollo dependiente.

Florisvaldo Fier, Alto Representante del Mercosur - Foto: Archivo

Patricia Lee Wynne- Sputnik

El Mercado Común del Sur, Mercosur, acuerdo comercial de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, con Bolivia en proceso de accesión, es la quinta economía global, con 300 millones de habitantes, casi 15 millones de kilómetros cuadrados y enormes recursos naturales, como el acuífero guaraní y las reservas petroleras.

Sputnik Nóvosti entrevistó a Florisvaldo Fier, Alto Representante General del Mercosur. Fier, más conocido como doctor Rosinha por ser médico pediatra, fue fundador del Partido de los Trabajadores de Brasil en 1980 con Luis Inacio Lula da Silva, y diputado nacional durante cuatro mandatos.

El Mercosur de conjunto es la quinta economía mundial, pero en la actualidad muchos diagnostican que el Mercosur está muerto. ¿Usted qué opina?

El Mercosur surgió en 1991 después de una grave crisis económica regional. Había un alto desempleo, no había relaciones comerciales entre los distintos países, y nació para superar esa situación. En ese momento, algunos decían que era la unión de los “rotos con los desarrapados”. Eran los tiempos del “Consenso de Washington”.

Al final del siglo XX, el Mercosur estaba en una crisis de credibilidad, de la cual salió con una propuesta de trabajo elaborada por los presidentes Lula da Silva de Brasil y Néstor Kirchner de Argentina. El Mercosur dio una respuesta comercial y de integración, en vías a construir una ciudadanía común.

En 2008 empezó la grave crisis económica mundial que interrumpió ese programa de trabajo y muchas de las propuestas no se llegaron a ejecutar. Hubo una caída del comercio mundial, no solo del Mercosur. Yo creo que la salida de la crisis es profundizar nuestras relaciones internas con la entrada de Bolivia, con más Mercosur, con pasos de más comercio, integración, y más ciudadanía.

Los críticos señalan que Brasil devaluó el real un 76% en relación con el peso argentino, y que, como la mitad del comercio del bloque es entre estos dos países, el Mercosur no funciona.

Siempre que se habla de Mercosur, se lo compara con la Unión Europea (UE). La UE masacró a Grecia, y ahora Gran Bretaña está debatiendo salir de la UE. No hay bloque en el mundo que no tenga crisis, porque es parte del camino para encontrar soluciones. Devaluaciones hubo, en 1998, en 2002. Es natural, porque el Mercosur todavía no tiene una economía común. Debemos tratar de que estos hechos no ocurran, tenemos que buscar el consenso para que las economías más pequeñas sufran cuando hay crisis en las grandes.

¿Hay un ataque al Mercosur?

Sí, desde el inicio, cuando se creó, hubo una resistencia interna, que continúa. Hoy, los que tienen como prioridad las relaciones comerciales con Estados Unidos, los teóricos del desarrollo dependiente, están en contra del Mercosur, porque busca desarrollarse internamente, no solo como un mercado común, sino como la construcción de ciudadanía.

La ofensiva política en Brasil contra Dilma Rousseff ¿es también contra el Mercosur?

Los que quieren el fin del gobierno de Dilma son casi los mismos que están en contra del Mercosur. Es una tentativa de golpe de sectores que fueron derrotados en las elecciones, pero Dilma se va a mantener hasta el final de su mandato, porque el golpe será rechazado por la mayoría del pueblo de Brasil y los países del Mercosur. Hay una cláusula democrática que se aprobó en Ushuaia en 1998, que impone sanciones ante la ruptura del orden constitucional.

Algunos políticos dicen que esa cláusula se debería aplicar en Venezuela.

La oposición no respeta el resultado de las urnas. Lo que ocurre en Venezuela es lo que sucede en Brasil. Los derrotados políticamente quieren un golpe de estado. La cláusula democrática se aplica a los países que no respetan lo dispuesto en la Constitución, que definen las reglas de las elecciones. En Brasil y Venezuela hubo elecciones y las personas que están en el gobierno vencieron en las elecciones. Entonces no hay golpe, no hay como aplicar la cláusula democrática. Si son cuestiones de derechos humanos, está la Unasur, en el parlamento del Mercosur hay una comisión de derechos humanos y un Observatorio de la democracia.

¿Qué es la construcción de ciudadanía?

El Tratado de Asunción dice que no trata solo sobre los mercados sino sobre los derechos de las personas. Hoy en día, tenemos el derecho de residir en cualquier país del Mercosur, el derecho de viajar sin pasaporte, el derecho de computar para la jubilación el tiempo de trabajo en los distintos países del Mercosur. En materia educativa, los títulos primarios y secundarios son válidos en todos los países y hay un programa para avanzar en el reconocimiento de títulos universitarios. 

A partir de enero de 2016 existirá una patente única para los vehículos del Mercosur, y en 2021 vamos a tener un registro único de identidad.

¿Cómo afectará el Tratado Transpacífico suscrito por Estados Unidos y otros once países, que abarca el 40% de la economía mundial, al Mercosur, que representa apenas el 5%?

Nadie ha leído el texto del acuerdo porque todo fue negociado en secreto, razón por la cual hay protestas en distintos países, como en Chile. Ni siquiera los congresos de los distintos países lo conocen. Joseph Stiglitz dice que no es un tratado de libre comercio, sino de las grandes empresas para masacrar a las empresas menores. Lo único que se conoce es el capítulo sobre patentes, que es muy negativo para la economía popular. Además, todavía no está garantizado que el Congreso de Estados Unidos lo apruebe. Entonces vamos a esperar, para ver en qué va a afectar.

¿Cómo es la relación del Mercosur con los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica)?

La relación es muy importante. El papel de Brasil en el BRICS se vio en el acuerdo para la fundacion del banco de los BRICS en el Encuentro de Fortaleza, en 2014, en el cual participaron todos los presidentes de América del Sur. El BRICS tiene prioridades, una de ellas es invertir en infraestructura. La otra es la educación y el área científica, para buscar la innovación tecnológica. El BRICS hace esto no solo para los países que lo componen, sino para tener una relación diferente de la que establecen el FMI y el Banco Mundial con los países en desarrollo. Tiene que haber normas distintas para distintos países, y no la misma norma para todos, como hace el FMI, por ejemplo con Grecia, donde le impusieron la politica, independiente de la voluntad de los griegos.

¿Cómo son las relaciones con Rusia?

Hay un espacio enorme para avanzar en más comercio, que ha crecido un 400% entre 2002 y 2014. En 2006 se firmó un Memorando de Entendimiento entre Rusia y el Mercosur, estableciendo un Mecanismo de Diálogo Político para adoptar posiciones comunes en temas de interés mutuo y coordinación política en foros internacionales.

 

Leer el artículo aquí