“Enorme gravedad constitucional”, la Justicia condenó el llamado de Bolsonaro para celebrar el golpe

El Ministerio Público Federal brasileño condenó la convocatoria del presidente Jair Bolsonaro a las Fuerzas Armadas para celebrar el 55° aniversario del golpe de Estado que instaló una dictadura por 21 años en Brasil. Preocupados por la decisión, los fiscales consideraron el llamado presidencial de una “enorme gravedad constitucional”. Advirtieron también que el capitán retirado podría ser acusado de “improbidad administrativa” por hacer apología de la dictadura desde el Poder Ejecutivo.

“Este acto (del presidente) se reviste de una enorme gravedad constitucional porque representa la defensa de la falta de respeto al Estado Democrático de Derecho. Es necesario recordar que en 1964 estaba en vigor la Constitución de 1946 y el mandato del entonces presidente Joao Goulart seguía su curso normal”, sostuvo en un comunicado la Procuraduría Federal de los Derechos del Ciudadano del Ministerio Público.

Los fiscales aclararon que el golpe de 1964 “fue un rompimiento violento y antidemocrático del orden constitucional”. “Los aparatos de represión de la dictadura asesinaron o hicieron desaparecer a 343 personas por disidencia política y 8.000 indígenas. Se estima que entre 30 y 50 mil personas fueron presas ilegalmente y torturadas. Esos no fueron excesos y sí una política decidida por jefe militares y los presidentes”, concluyó el comunicado.

El Ministerio Público citó a la Comisión de la Verdad instalada entre 2012 y 2014 que investigó los crímenes de la dictadura, que no pueden ser juzgados porque está en vigor la Ley de Amnistía de 1978.