Encontraron en un campamento migrante en Chile a una adolescente desaparecida desde diciembre en Lima 

Interpol halló a una adolescente peruana de 13 años, que era intensamente buscada desde el 30 de diciembre, en un campamento de migrantes venezolanos en la ciudad de Iquique, en Chile. Se sospecha que un ciudadano venezolano la ingresó a Chile camuflado en un auto particular y que logró sortear los trámites administrativos para cruzar la frontera. Los efectivos adjudicaron el operativo a supuestas «mafias» que operan en esta zona. 

La desaparición de la adolescente, llamada Mariana, había sido difundida en las redes sociales de la Policía Nacional de Perú, el Ministerio de la Mujer y diversos medios de comunicación en Lima.

La adolescente había salido el 30 de diciembre de su casa en el distrito de Ate Vitarte y se había encontrado con un hombre joven, de nacionalidad venezolana, que también fue ubicado y detenido en el campamento de Iquique.

«Se sospecha que el ciudadano venezolano se aprovechó de los problemas que conlleva la alta migración venezolana para ingresar a Chile sin el menor control. Es así como llegó a un campamento que usan los migrantes y que está cerca de la frontera», explicó Roque al programa de televisión ATV Noticias.

El oficial agregó que «inteligencia chilena ingresó al campamento y pudo tomar una fotografía de la menor, para luego ser enviada a la madre, quien la reconoció».

La Defensoría del Pueblo informó que en 2021 se reportaron 5.904 alertas por desaparición de niñas, adolescentes y mujeres adultas en Perú, lo que significó un incremento de 7 % respecto a 2020.

El 66 % de las alertas fueron de menores de edad y las regiones más peligrosas son Lima, con 2.260 alertas, Lambayeque (311), Cusco (287) y Arequipa (278).

En otro caso de desaparición de menores reportado en Lima, la Policía Nacional informó este viernes que ubicó a otra adolescente de 14 años, de nombre Valentina, en la sureña ciudad de Arequipa, después de acudir el miércoles a una supuesta sesión de fotos para una agencia de modelaje.

La familia de la menor encontró comunicaciones de la adolescente con un hombre de 61 años, Hilario Quispe, que era buscado por violación sexual a menores, y que aparecía como el supuesto contacto con la agencia de modelos.