Encontraron 18 cuerpos en fosas clandestinas

Al menos 18 cadáveres fueron descubiertos en media docena de fosas clandestinas en Ahome y Mazatlán, localidades del estado mexicano de Sinaloa, al noreste de México. El número de cuerpos se confirmará de forma fehaciente cuando terminen las pruebas genéticas, señalaron desde la Fiscalía General del Estado de Sinaloa. Según los registros, en el país hay 40.000 personas desaparecidas, más de 1.100 fosas clandestinas y alrededor de 26.000 cuerpos sin identificar en los servicios forenses.

La Fiscalía confirmó la apertura de carpetas de investigación sobre los cuerpos encontrados, la cantidad más grande de al menos 13 cuerpos en cuatro fosas de Mazatlán, el principal balneario del noroeste del país. Los primeros hallazgos comenzaron la semana pasada, cuando se encontraron cuatro cuerpos en dos fosas.

En Ahome, la Fiscalía de Sinaloa informó de que durante las excavaciones localizaron restos de al menos cinco cuerpos, que también serán sometidos a estudios de genética forense para su posterior identificación.

La Fiscalía ratificó su compromiso con la investigación de estos hechos para llegar a su esclarecimiento y dar con los responsables. La Fiscalía General de la República (FGR) hizo un reconocimiento a la entidad de justicia de Sinaloa por la creación de una Comisión Estatal de Búsqueda de desaparecidos, un mecanismo que deben tener todos los estados del país.

Las comisiones estatales tienen la obligación de dar cumplimiento en su ámbito a la ley en materia de desapariciones forzadas cometidas por particulares y dar cumplimiento al Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

El Gobierno mexicano declaró que el país «se ha convertido en una enorme fosa clandestina» al presentar el pasado 4 de febrero un plan de búsqueda de desaparecidos que integra la participación de familiares de las víctimas y recibe pedidos de organismos internacionales.

Según los registros gubernamentales, en el país hay 40.000 personas desaparecidas, más de 1.100 fosas clandestinas y alrededor de 26.000 cuerpos sin identificar en los servicios forenses. “Estas cifras dan cuenta de la magnitud de la crisis humanitaria y de violación de los DDHH que estamos enfrentando”, dijo el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.