En Nicaragua hay 273 presos por protestar

El gobierno nicaragüense reconoció que hay 273 personas presas por participar en las protestas que desde abril se realizan contra el presidente Daniel Ortega. El Ejecutivo negó que sean “presos políticos” y aseguró que se respetan sus derechos humanos, que se les brinda asistencia médica y se les permiten visitas familiares.

“Se les brinda una atención igual a la que se le da a cualquier preso nicaragüense o de otra nacionalidad”, aseguró el ministro de Gobernación Luis Caña, en una rueda de prensa al presentar el informe del Ministerio de Gobernación. Según Mingo, que controla el funcionamiento del sistema penitenciario nacional, en las cárceles nicaragüenses hay 273 manifestantes presos, de los cuales 17 son mujeres.

La mayoría de los detenidos están siendo procesados por terrorismo, crimen organizado u otros delitos como portación ilegal de armas, asesinato o secuestro, atribuidos por la Fiscalía por su participación en las marchas antigubernamentales.

En medio de las denuncias de la oposición, Caña negó que existan abusos a los derechos de los detenidos e indicó que los presos por terrorismo han recibido más de 3.800 atenciones, incluidas visitas médicas y familiares.

Las protestas contra el gobierno de Ortega iniciaron el 18 de abril contra una reforma al seguro social que desencadenó luego, a pesar de su posterior derogación, una movilización masiva en demanda de la salida del mandatario. Las marchas dejaron más de 320 muertos según grupos humanitarios, mientras que el gobierno contabiliza 199 víctimas.