Las urnas en la mira de América Latina

Argentina

Los medios analizaron los resultados del domingo electoral y los posibles desenlaces del balotaje. Replicaron su importancia en el escenario de las disputas políticas de Latinoamérica, sobre todo dentro del esquema integracionista que se debe conservar. El doble discurso de la oposición, sus propuestas vacías, el rol de los medios y la injerencia externa. 

Daniel Scioli- Foto: Diariojornada

Aníbal Fernando Bonilla- El Telégrafo (Ecuador) 

Paras los comicios de este domingo 25 de octubre, germinan algunas dudas: ¿Será el final de 12 años de kirchnerismo? ¿Habrá continuidad de las políticas aplicadas desde el Frente para la Victoria? ¿Obtendrá la derecha los votos necesarios -sobre todo los de Sergio Massa- que le aseguren el triunfo en segunda vuelta? Dados los resultados -con las encuestas fallidas-, Daniel Scioli se ubica en el primer lugar -con mínima diferencia porcentual-, afín a Cristina Fernández, quien ha logrado capitalizar su respaldo desde las directrices gubernamentales ligadas a la igualdad de los derechos sociales.

Mauricio Macri, del PRO, va segundo. El exdirigente de Boca Juniors representa a los grupos opositores al oficialismo, en una apuesta por asumir la Presidencia con una maquinaria empresarial-mediática que abarca Cambiemos; coalición híbrida en donde se suman fragmentos partidarios antikirchneristas. Macri tiene como estratega al ecuatoriano Jaime Durán Barba, quien hiciera similar rol con Jamil Mahuad, en aquel nefasto y accidentado paso por Carondelet (1998-2000), recordado por la crisis bancaria y financiera de dolorosa repercusión social. Durán Barba, por cierto, es una figura por sí polémica en los círculos bonaerenses por sus declaraciones y maneras de asumir su asesoramiento al jefe de Gobierno de Buenos Aires hace una década.

” Mauricio Macri, del PRO, va segundo. El exdirigente de Boca Juniors representa a los grupos opositores al oficialismo, en una apuesta por asumir la Presidencia con una maquinaria empresarial-mediática que abarca Cambiemos; coalición híbrida en donde se suman fragmentos partidarios antikirchneristas “

En esta lucha por el poder lo que se espera es que Argentina ratifique su compromiso democrático, dentro del esquema integracionista latinoamericano actual. Y mejor aún si la decisión ciudadana en las urnas tiene la huella peronista desde su corriente progresista y de construcción de una sociedad más justa con equilibrio en la redistribución de la riqueza, que ataque los problemas económicos que incluyen la reducción del desempleo y el azote de males en incremento, como el narcotráfico. Lo que sí es evidente es el balotaje en noviembre. 

Gisela Brito- Celag

La propuesta de Macri (Cambiemos) es más compleja que un retorno lineal a la década de los noventa -como se la suele caracterizar habitualmente-. Las políticas económicas que implementaría en caso de ser Presidente sin duda responderían al ideario neoliberal, pero la propuesta discursiva es bien diferente a la de esos años. Una cosa es su programa económico y otra, notoriamente diferente, su apuesta discursiva electoral. En su propuesta no hay un retorno estricto al discurso del ajuste neoliberal con la promesa futura de bienestar. Aparecen ciertos rasgos novedosos que habría que tener en cuenta. Cambiemos propone un modelo de gobierno basado en el “diálogo” y el “cambio” pero reconociendo las políticas centrales del oficialismo como derechos adquiridos. Combina dosis de pospolítica con una interpelación directa a los elementos del peronismo fuertemente enraizados en la conciencia popular-plebeya. Su apuesta es por un discurso ecléctico basado en una aparente des-ideologización, a la vez que busca ampliar su espectro de votantes a sectores del peronismo, sin los cuales resulta difícil alcanzar una mayoría electoral en Argentina. Otro rasgo distintivo de su discurso es la interpelación al ciudadano en términos de individualidad, “en todo estás vos” o “el cambio sos vos”, dejando de lado al sujeto colectivo, canal organizador de la vida política.

Mauricio Macri es una candidato que lleva mucho tiempo pensando en la presidencia, fue creciendo lentamente e instalándose como líder de la oposición. Si se compara al Macri de hace cinco años con el actual, la diferencia es abismal. Y en eso tiene mucho que ver un personaje clave en la construcción de su liderazgo: Jaime Durán Barba, su asesor estrella. Para este gurú de la derecha regional, no se trata de ideas políticas, sino de ganar elecciones. Para eso hay que “interpretar al electorado” y ofrecerle lo que quiere escuchar. No proponer nada demasiado concreto (las propuestas económicas se explican en espacios reducidos con los interlocutores precisos) porque eso llevaría a confrontar. Hay que centrarse en la estética festiva, la “buena onda” y la cercanía a “la gente”. Se apunta así a movilizar a la porción del electorado no identificada con los partidos tradicionales. De ahí que en el plano discursivo, Macri tenga más semejanza con un líder espiritual que con un político al uso. Algo de esa estrategia parece estar rindiendo frutos.

” Las políticas económicas que implementaría en caso de ser Presidente sin duda responderían al ideario neoliberal, pero la propuesta discursiva es bien diferente a la de esos años. Una cosa es su programa económico y otra, notoriamente diferente, su apuesta discursiva electoral “

Una serie de elementos en la estrategia del PRO pueden contribuir a explicar el buen resultado y la posición de Macri como una opción real: 1) la consolidación en las PASO como una fuerza a nivel nacional, luego de la alianza con el centenario partido radical (UCR) que le permitió dar un salto cualitativo respecto al escenario de apenas dos años atrás; 2) sostenerse firme en no pactar con el partido de Massa (que obtuvo el 21% de los votos), lo cual le permitió consolidar una identidad propia “no K” y sostener la bandera del “cambio” generando una mística propia; y, 3) lo que fue sin duda el dato principal de la elección: la emergencia en la escena política nacional de la figura de María Eugenia Vidal -ratificando la tendencia que ya marcaron las PASO-, electa gobernadora de la Provincia de Buenos Aires (histórico bastión del peronismo que, además, concentra el 38% del padrón electoral). Su triunfo es la clave del resultado, pues tendrá un peso específico de cara a ordenar las expectativas camino al balotaje, potenciando al PRO como “ganador”.

El PRO/Cambiemos inicia ese camino en mejor posición que el oficialismo, pero el final está completamente abierto. El FPV atraviesa un momento de enorme complejidad hacia afuera y hacia adentro, lo cual no significa que no sea capaz de ampliar su caudal para imponerse. En el balotaje, la polarización entre un proyecto de país conocido y un cambio incierto también tendrá su efecto; se juega el futuro del país, en lo político y en lo económico, y es probable que el peso de esa definición esté presente en el electorado.

Fernando Buen Abad Domínguez- Alai (Ecuador) 

¿Es posible secuestrar mediáticamente un proceso electoral y lograr que los pueblos voten contra sí? O dicho de otro modo ¿Hay votos populares cultivados en la irracionalidad para que los más desposeídos solidaricen con el odio oligarca en un “Síndrome de Estocolmo” electoral? Aunque lo parezca, para algunos, no son preguntas o reflexiones retóricas ni son “caballos de Troya” para deslizar silogismo prefabricados. Son preguntas derivadas del insomnio en días de agobio y azoro frente a los aparatos de guerra ideológica o “mass media” que se nos meten hasta las alcobas.

Uno sabe de memoria las objeciones de algunos “teóricos” que dicen -y dicen- que el efecto del discurso m
ediático “no es lineal” y que el “espectador” también hace su juego con, desde, hacia y dentro de los mensajes. Especialmente los de “propaganda” política. Uno sospecha pero uno ya sabe que hay excepciones y que bla, bla, bla… todo puede terminar con aplausos o palmaditas entre eruditos del auto-halago. Pero uno tampoco ignora que las oligarquías invierten sumas demenciales en mantener, a todo vapor, los trabajos de sus Laboratorios de Guerra Ideológica disfrazados, incluso, como “agencias de publicidad” o Think Tanks para mayor petulancia posmoderna. “en la Argentina funcionan dos de las cinco mejores usinas de ideas políticas de América latina. Además, es el país con más think tanks en la región y se encuentra octavo en el nivel mundial… un proyecto a cargo del profesor James McGann, director del Programa Think Tanks y Sociedad Civil de esa universidad, que tiene como objetivo identificar a los mejores think tanks del mundo y elaborar un listado por región. Según el estudio, las organizaciones argentinas Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) son dos de los cinco mejores think tanks de América latina. Completan la lista la Fundación Getulio Vargas, de Brasil; el Instituto Apoyo, de Perú, y la organización Libertad y Desarrollo, de Chile. De los 5080 think tanks que existen en todo el mundo, 408 (el 8,03 por ciento) se encuentran en América latina, pero 100 de ellos funcionan en la Argentina. Con ese número, el país ocupa el octavo lugar en el nivel mundial y el primer puesto de la región, seguido por Brasil, con 38 think tanks, y Chile, con 30”.

” Argentina, Brasil y Venezuela, por ejemplo, están bajo amenaza de una “Operación Cóndor/Buitre Mediática” que encarna para el país de Cortázar –en particular- Macri y sus alienados oligarcas contra la democracia ganada por un pueblo que debió resistir las peores aberraciones del capitalismo represor “

Argentina, Brasil y Venezuela, por ejemplo, están bajo amenaza de una “Operación Cóndor/Buitre Mediática” que encarna para el país de Cortázar –en particular- Macri y sus alienados oligarcas contra la democracia ganada por un pueblo que debió resistir las peores aberraciones del capitalismo represor. Y no obstante una masa de votos, acopiada bajo las artes de la manipulación, ponen en claro una debilidad de la “democracia” burguesa en donde el voto se usa para enmascarar los resortes de una maquinaria manipuladora en la que el verdugo aparece como redentor. Cualquier persona capaz de leer más de una página de los prontuarios de Macri puede entender el calibre de la amenaza encarnada por un émulo del “gatillo fácil” a la hora de complacer a los “fondos buitre”. Sus muchos asociados, declarados simpatizantes neofascistas, engordan la lista de sinrazones a la hora de preguntarse ¿cómo es que tales “personajes” se exhiben tan sin pudor y ganan votos para dirigir la política en nombre de la “democracia”? Y no es una pregunta naif, uno entiende cómo opera el capitalismo.

Ahí donde muchos creen que se las saben todas, donde todos son catedráticos de todo, donde falta humildad: sobran las derrotas. El escenario de las disputas políticas en Latinoamérica, incluidas las disputas endógenas de las izquierdas y sus no pocos infantilismos, abre hoy una serie de desafíos en los que es preciso incluir el de la auto-crítica y el de la unidad nuevamente. Y no sería poco útil tal ejercicio rápido en el marco de una Reunión Cumbre UNASUR de emergencia contra las agresiones mediáticas a las, todavía, imperfectas y frágiles democracias por parte de la Operación Cóndor/Buitre Mediática. Por cierto no confundimos el derecho político a la propaganda, ni la legítima libertad de expresión de los pueblos, con las operaciones de los “Laboratorios de Guerra Psicológica” contra las democracias. Y es que, por ejemplo, el plan mediático de Macri contra Argentina es gemelo del plan que despliegan contra Venezuela, contra Brasil y contra Ecuador… y eso equivale a un secuestro mediático de las elecciones, de los electores y del futuro en el corto, el mediano y el largo plazo. ¿Alguien, por ejemplo, ignora de dónde provienen los dispositivos de guerra psicológica y los financiamientos de Macri, (es decir de que embajada u ONG´S) para secuestrar votos y elecciones con votos de odio?

Admitamos que hemos sido ingenuos o débiles o irresponsables en el manejo de la comunicación revolucionaria. Un día vendrán por nosotros pero nadie podrá decir que no lo advertimos. Nadie podrá negar que nos desgañitamos en todos los frentes que tuvimos a mano y que, incluso, algunos de los “nuestros” nos ignoraron. En la cuenta twitter de @Marccella85 se publicó esta frase: “Cualquiera que tenga el poder de hacerte creer idioteces, tiene el poder de hacerte cometer injusticias”. Voltaire. Inquietante ¿No?

Stella Calloni- La Jornada (México) 

El FpV se enfrentará a su mayor desafío después de 12 años de gobierno y en un contexto en el que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se retira con más de 50 por ciento de aprobación. Estas elecciones se produjeron en el marco de una de las campañas más sucias de la historia argentina, con injerencia externa -como la pública permanencia de una fuerza de tarea de los llamados fondos buitres de Paul Singer repartiendo grandes sumas de dinero a la oposición política y sus poderosos medios de comunicación- como denunció en su momento Fernández de Kirchner.

Pero también como informaron los escasos medios locales que no responden al poder mediático hegemónico, una red de organizaciones no gubernamentales que trabaja para fundaciones de Estados Unidos, o la constante actividad de algunos representantes republicanos contra el gobierno argentino, han estado actuado en los últimos años para debilitar al Ejecutivo.

” Estas elecciones se produjeron en el marco de una de las campañas más sucias de la historia argentina, con injerencia externa -como la pública permanencia de una fuerza de tarea de los llamados fondos buitres de Paul Singer repartiendo grandes sumas de dinero a la oposición política “

“La situación hace crecer la incertidumbre política porque el sistema de segunda vuelta, consagrado por la carta magna de 1994, nunca se utilizó en los hechos: debió haberse aplicado en 2003, pero entonces Carlos Menem retiró su postulación” y asumió Néstor Kirchner, recuerda el diario Ámbito Fianciero.

Aún falta determinar el resultado en la categoría de legisladores para ver cómo queda conformado el nuevo Congreso, ya que se eligieron también 24 senadores y 130 diputados nacionales. Falta definir las gobernaciones en las provincias de Santa Cruz, Chubut, La Pampa, San Luis, San Juan, Entre Ríos, Catamarca y Jujuy.

Balde de agua fría para el FpV

Hubo grandes festejos, curiosamente en todas las sedes de los contendientes, especialmente de Cambiemos, pero también en UNA. En el lugar donde se encontraba el FpV, igual con festejos, los primeros resultados cayeron como un balde de agua fría.

Los análisis más generales coinciden en señalar que la muerte de Néstor Kirchner (2010) y la imposibilidad de una segunda relección de su esposa y sucesora obligó a tratar de asegurar el proyecto nacional-popular no sólo sin un Kirchner al frente, sino sin que lo encabece alguien del núcleo duro kirchnerista.

Este es el escenario menos esperado que se hubiera podido imaginar.

 

 

Leer el artículo completo de El Telégrafo aquí 

Leer el artículo completo de Celag aquí 

Leer el artículo completo de Alainet aquí 

Leer el artículo completo de La Jornada aquí