#ÉlNo: la multitudinaria marcha que preparan las mujeres contra Bolsonaro

Más de dos millones y medio de mujeres autoconvocadas se organizaron para enfrentar al candidato que mejor mide en las encuestas pese a su perfil machista, racista y ultralibreal. Las declaraciones misóginas del diputado y militar de reserva Jair Bolsonaro despertaron la furia de miles de mujeres que preparan una marcha multitudinaria en todo el país para gritar juntas: “Él no”.

“Soy mujer y sólo voto a quien me respeta”, “Soy mujer de derecha, soy mujer de izquierda, soy mujer sin lado político. Soy consciente: retroceso no”, “Él no: por la vida de las mujeres”, son alguna de las consignas contra Bolsonaro que día a día se acumulan en la página de Facebook donde nació la protesta que promete una movilización multitudinaria el próximo sábado 29.

La página Mujeres unidas contra Bolsonaro -en portugués, mulheres-, que todos los días suma miles de nuevos seguidores, fue el rincón de Facebook donde las mujeres volcaron su bronca contra las declaraciones misóginas y machistas del candidato. Bolsonaro está procesado por “apología de la violación” por decirle a una diputada que “no merecía ser violada” por ser “muy fea”.

“El movimiento feminista brasileño está dispuesto a luchar contra el fascismo y por eso nos organizamos en las redes y en las calles contra la candidatura de Bolsonaro. Este candidato está en contra de todos los derechos humanos y a favor de la intervención militar. Ha hecho declaración racistas y misóginas y hasta apología a la violación”, contó a Latinoamérica Piensa Analba Brazao Teixeira, de Recife, de la Articulación de Mujeres Brasileñas.

El candidato a vicepresidente de la fórmula de Bolsonaro dejó en claro que el pensamiento del capitán retirado, que en más de una oportunidad revindicó la tortura y la dictadura militar de Brasil, es compartido por el resto del partido. “Si quieren utilizar la violencia, los profesionales de la violencia somos nosotros”, dijo el también general de reserva Hamilton Mourão después de que Bolsonaro fuera apuñalado. Siguiendo la línea argumental en contra de las mujeres, Mourão remarcó que las casas con niños criados por madres solteras son “fábricas de inadaptados” que producen narcotraficantes.

A la marcha convocada por las mujeres para el próximo 29 de septiembre, en diferentes puntos del país, se sumaron también otros movimientos sociales en contra del fascismo como el movimiento negro, el de los pueblos indígenas y los defensores de los derechos LGBTI.

“Bolsonaro es un candidato altamente antidemocrático y según las encuestas la mayoría de los votos indecisos son de las mujeres. La mayoría en contra de este candidato también son mujeres. Por lo tanto, las mujeres podemos definir esta elección”, aseguró la dirigente, que remarcó que en el último tiempo crecieron las candidaturas de mujeres “feministas, negras y periféricas que sí pueden hacer la diferencia”.

En septiembre de 2015, las mujeres brasileñas salieron a la calle para frenar el intento de restringir la atención de los abortos legales en el sistema de salud. La movilización, que fue apodada por los movimientos de mujeres como “primavera feminista”, logró que el proyecto propuesto por Eduardo Cunha se descartara. Tres años después, las brasileñas se preparan para una nueva primavera feminista, esta vez contra el fascismo y la candidatura de Bolsonaro.

“Estamos viviendo un período de grandes retrocesos de nuestros derechos, tanto desde el punto de vista de las políticas públicas como del recrudecimiento del conservadurismo de la sociedad. Por un lado el movimiento feminista creció mucho pero también hay un crecimiento de los sectores en contra la izquierda, los movimientos sociales y el petismo (Partido de los Trabajadores). Y hay también un antifeminismo muy fuerte. Brasil sigue siendo un país machista y racista. Nosotras las mujeres y los movimientos sociales continuaremos la lucha contra el fascismo”, enfatizó Analba Brazao Teixeira.