“Elecciones, sí”, masivo paro de organizaciones sociales y sindicales contra la postergación de las elecciones en Bolivia

Bloqueos y manifestaciones se vivieron durante todo el lunes, en el marco del bloqueo convocado por la Central Obrera Boliviana (COB) para exigir que las elecciones generales se celebren el 6 de septiembre y no el 18 de octubre como anunció el Tribunal Supremo Electoral. Los movimientos salieron a las calles nuevamente, en medio de la pandemia, porque consideran que la postergación es un nuevo intento del gobierno de facto de Jeanine Áñez de seguir interfiriendo el sistema democrático.

Cientas de personas impidieron desde la madrugada el paso de autos en cumplimiento del “paro (por tiempo) indefinido en defensa de la vida y la recuperación de la democracia” de la COB y el Pacto de Unidad que reúne a organizaciones afines al Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales.

Los bloqueos se replicaron particularmente en diferentes zonas de El Alto, Cochabamba y Santa Cruz, donde la represión se hizo sentir con fuerza. 

En al menos 75 puntos del país se bloqueó el paso. En la ruta Oruro-Potosí se dieron los principales enfrentamientos y los manifestantes fueron duramente atacados con gases lacrimógenos por la Policía. 

Algunas escenas mostraron una especie de alfombras de piedras a los largo del asfalto, en las que se colocaron ramas de árboles secos e inclusive se quemaron llantas, mientras los manifestantes sostenían pancartas en las que se identificaba al sector movilizado. “Queremos elecciones ahora”, reclamaron. 

El secretario ejecutivo del organismo que agrupa a los trabajadores de Bolivia, Juan Carlos Huarachi, resaltó que fue exitosa la primera jornada de movilización, y consideró que en los próximos días seguirán creciendo los bloqueos de caminos y marchas de protesta. Sectores fabriles, mineros, campesinos, vecinos, maestros, interculturales, gremiales, entre otros, acataron las determinaciones de la COB.

“Serán responsables del contagio masivo”, responde el gobierno de Añez

Por su parte, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, denunció hoy ante los medios de comunicación que los bloqueos ejecutados están impidiendo el paso de oxígeno y medicamentos para los departamentos de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz. “Ellos serán responsables del contagio masivo y del incremento de fallecidos por la COVID-19. Les pedimos deponer actitudes. Sin embargo, cualquier muerte que ocurra por estas marchas y bloqueos será enteramente su responsabilidad“, afirmó.

La presidenta interina Jeanine Áñez convocó previamente a los dirigentes sindicales a dialogar y les pidió que “no hagan bloqueos y movilizaciones”. “Las movilizaciones y cualquier aglomeración, del color político que sea, disparará los contagios en El Alto y en La Paz”, dijo.

“Hacemos un llamado a los dirigentes de la COB y de otros sectores para que no hagan bloqueos y movilizaciones. Las movilizaciones y cualquier aglomeración, del color político que sea, disparará los contagios en El Alto y en La Paz”, escribió en Twitter la presidenta interina del país, Jeanine Áñez.

Bolivia tiene que elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores, en unos comicios pendientes desde la anulación de los de octubre. El país registra hasta el momento  3.153 muertes y 80.153 contagios desde que se identificaron los primeros casos de coronavirus en marzo pasado.